A Heller le gusta la idea de investigar la deuda

A Heller le gusta la idea de investigar la deuda
El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner recibió un nuevo respaldo en su estrategia para encontrar una salida al debate por el Fondo del Bicentenario.
En medio de la desconfianza de los legisladores de la centroderecha y del entusiasmo de la centroizquierda, el diputado por Nuevo Encuentro Popular y Solidario, Carlos Heller, sostuvo ayer que apoya la creación de una comisión bicameral que investigue la legitimidad de la deuda externa.

Sin embargo, el aliado K aclaró que no hay que "poner en tela de juicio los pagos" que se deben realizar este año, sino que la discusión "corresponde a la deuda de la dictadura y a la que contrajo (el ex ministro) Domingo Cavallo en 1982".

A mitad de camino entre la oposición más dura y los bloques progresistas, Heller reiteró su acuerdo con el oficialismo para que se paguen los seis mil millones de deuda con reservas del Banco Central, pero dejó abierta la puerta para que el Parlamento investigue el origen de los compromisos asumidos.

"Poner en tela de juicio los pagos que la Argentina tiene que hacer en 2010 traería como perjuicio un enrarecimiento de la situación interna y una mayor dificultad para conseguir financiamiento", señaló el legislador. Y recordó que la denuncia de Alejandro Olmos y el fallo del juez Jorge Ballesteros sobre la ilegalidad de la deuda externa "está referida a 12 mil millones de dólares contraídos por la dictadura militar más 8.000 millones de dólares de la deuda privada que Cavallo estatizó en 1982".

Si bien el cuestionamiento del origen de la legitimidad de la deuda externa es un histórico reclamo de la centroizquierda –bandera que por estos días el diputado de Proyecto Sur Fernando "Pino" Solanas volvió a levantar–, el ex presidente Néstor Kirchner impulsa la idea de seducir a los legisladores de ese espectro con la propuesta de creación de una comisión bicameral, tal como anticipó el domingo Crítica de la Argentina y ampliar la red parlamentaria para salir de la encrucijada planteada por los cuestionamientos a la creación del Fondo del Bicentenario.

Comentá la nota