Ni heladeras, ni cocinas, ni ventiladores.

Las casas de electrodomésticos están preocupadas por las últimas medidas implementadas por el gobierno nacional.
Por un lado a San Pedro no llegó el plan de reactivación para el consumo anunciado por la presidenta tras las crisis internacional y por otro no hay mercadería por las limitaciones en los productos extranjeros.

"La mercadería es importada, el gobierno no permite que ingresen, está en la Aduana" comentó una de las representantes de un importante comercio céntrico.

"Fui a comprar un ventilador y no hay stock", agregó una vecina en diálogo con La Radio.

La determinación del ejecutivo en el tope de las importaciones perjudica seriamente la comercialización en todos sus niveles

Comentá la nota