Las heladas complicaron aún más a la ganadería chaqueña

Las heladas complicaron aún más a la ganadería chaqueña
SÁENZ PEÑA (Agencia) --El panorama es muy preocupante y hasta el momento parece no avizorarse una salida a corto plazo para el sector ganadero. Las últimas heladas y la escasez de lluvias importantes en la región echaron por tierra las expectativas de los productores en el domo central.
Hoy buscan por todos los medios mantener en pie a sus animales y recurren a estrategias nunca antes pensadas, como alimentar a las vacas con ramas y hojas de árboles que ellos mismos deben talar, por ejemplo.

El presidente de la Sociedad Rural de Machagai, Oscar Muchutti, fue conciso: "Es una calamidad total" y agregó que los animales del departamento 25 de Mayo deben ser alimentados con hojas y ramas de árboles que los productores deben talar a raíz de no tener pasturas óptimas ni reservas alimenticias. Indicó que algunos chacareros optan por adquirir rollos, semillas, cascarillas, alimento balanceado, porque consideran que es la única forma de atravesar este invierno tan duro.

En el Chaco, las pasturas prácticamente han desaparecido. Y las pocas que quedan exhiben un color amarillento y grisáceo por la abundante tierra seca. Pero las últimas heladas matinales que se registraron en los departamentos 25 de Mayo y Comandante Fernández también perjudicaron seriamente a los animales. Muchutti explicó que, ante el mal estado corporal de las reses, las heladas perjudicaron mucho al ganado. "Las vacas están flacas y hasta el cuero se arruga por las heladas", comentó.

Sin reservas

Según indicó el presidente de la Sociedad Rural de Machagai, los productores ganaderos de la provincia estaban acostumbrados a prever reservas alimenticias, atentos a los reiterados desórdenes de la naturaleza que marcan las campañas agrícolas y el desarrollo de los animales. Pero sostuvo que, "este año, los productores no pudieron hacer reservas porque el clima fue fatídico para la siembra y la extensa sequía limitó el crecimiento del poco forraje cultivado".

Muchutti aseguró que el sorgo y la alfalfa que se sembraron para planificar situaciones complicadas con la pastura no tuvieron el desarrollo esperado y tuvieron que ser recolectados con el crecimiento mínimo, por lo que no pueden ser utilizados para el forraje de los animales. Sostuvo que "en años anteriores, los productores se venían preparando; pero este año fue muy complicado".

Pese a esta dura situación, el presidente de la Sociedad Rural de Machagai valoró el esfuerzo y la dedicación del sector productivo. Subrayó la fortaleza de los ganaderos que soportan cada día las adversidades climáticas.

Comentá la nota