Heineken ahora con acento mexicano

La holandesa se consolida así como la tercera mayor cervecera del mundo. Paga el acuerdo con efectivo, acciones y absorción de deuda. Suma etiquetas como Sol, Tecate, Dos Equis y Bohemia.
Heineken, la tercera mayor cervecera del mundo, compró el control de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, hasta ayer propiedad de la mexicana FEMSA, por un total de 7.700 millones de dólares. La empresa holandesa asumirá, además, una deuda de la firma azteca por 2.100 millones de dólares. La operación benefició a ambas compañías: convirtió a la mexicana en el segundo mayor accionista del grupo europeo con el 20% del paquete y contribuyó a que Heineken ingresara en la industria cervecera latinoamericana, región en la que hasta ahora tenía sólo presencia comercial. Tras conocerse la noticia, el precio de las acciones de la holandesa subió 3,26% en la bolsa de Amsterdam.

Heineken sumará a su portfolio de 50 marcas, como Heineken, Coors, Schneider y Kaiser, a las 35 que produce FEMSA en sus plantas de México y Brasil: Sol, Tecate, Dos Equis, Carta Blanca, Indio y Bohemia, entre otras. Las fábricas de FEMSA continuarán elaborando los mismos productos que comercializa en América Latina y los Estados Unidos.

Jean-François Van Boxmeer, presidente de Heineken, dijo que "el intercambio estratégico de operaciones entre Heineken y FEMSA no sólo fortaleció a cada una de las empresas, sino que además permite que las dos cerveceras puedan seguir creciendo en un mercado cada vez más concentrado. Desde que la belgo-brasileña InBev y la estadounidense Anheuser-Busch se fusionaron a mediados de 2008, el negocio de la cerveza cambió completamente.

Según un comunicado difundido ayer por FEMSA, la empresa mexicana aclaró que recibirá 43 millones de acciones de Heineken Holding y 72 millones de acciones de Heineken. El equivalente al 20% del paquete de la firma holandesa, que será asignado mediante un instrumento de entrega programada.

José Antonio Fernández Carbajal, director general de FEMSA, formará parte del Consejo de Administración de Heineken como vicepresidente. "Nos entusiasma esta transacción porque transformará las operaciones de FEMSA Cerveza en una parte integral de la plataforma mundial de Heineken", destacó el directivo mexicano.

Además de quedarse con el control del 20% de la cervecera número tres del mundo, FEMSA seguirá al frente de sus otros unidades de negocios en la región. Es la segunda mayor embotelladora de Coca-Cola en el mundo y opera desde 1890 plantas en nueve países de América latina. Y es dueña de la cadena de tiendas de conveniencia Oxxo, que tiene 7 mil sucursales en México y Colombia.

La consolidación del negocio de la cerveza en México presionará fuerte sobre la número uno del mercado global: Anheuser-Busch InBev. La mayor cervecera del mundo pelea por quedarse con la empresa azteca Grupo Modelo, que produce las cervezas Corona y Negra Modelo.

En la Argentina, FEMSA es una de las embotelladoras de Coca-Cola. Heineken es embotellada por la chilena CCU en sus plantas de Santa Fe y Salta.

Comentá la nota