Héctor Lence: Digamos ¡basta! a tanta vergüenza llenando las urnas.

Héctor Lence: Digamos ¡basta! a tanta vergüenza llenando las urnas.
Luego de deplorar las candidaturas testimoniales, fruto de presuntos "Aprietes Dinerarios", y de exigir "un intercambio generacional con Formación de Jóvenes Dirigentes que asuman como premisa básica el Trabajo y la Producción como base de la Inclusión Social" ,Héctor Lence en su calidad de ciudadano marplatense y Diputado Nacional por el Partido Justicialista, en el período 1995/99, todavía no comprende "porqué no se armó la tradicional Lista No 2" y les pidió " a todos los marplatenses, y especialmente a mis compañeros peronistas, que digamos basta a tanta vergüenza llenando las urnas".
En una nota, con pedido de publicación, el ex Diputado Nacional propone además "estudiar profundamente la Renta Básica Universal para aplicarla de acuerdo a las posibilidades existentes"

El comunicado hecho llegar a el Retrato de hoy , expresa textualmente:

En mi calidad de ciudadano marplatense y Diputado Nacional por el Partido Justicialista, período 1995/99, quiero expresar lo siguiente:

1) Que no comprendo porqué no se armó la tradicional Lista No 2.

2) Que no concuerdo con las internas tradicionales lugareñas.

3) Que exijo un intercambio generacional con Formación de Jóvenes Dirigentes que asuman como premisa básica el Trabajo y la Producción como base de la Inclusión Social.

4) Que propongo estudiar profundamente la Renta Básica Universal para aplicarla de acuerdo a las posibilidades existentes.

5) Que deploro las candidaturas testimoniales, fruto de presuntos "Aprietes Dinerarios".

6) Que apoyo totalmente la candidatura a concejal por la ciudad de Mar del Plata a Luis María Ocampo, quien encabeza la lista del diputado Francisco De Narváez.

Les pido a todos los marplatenses, y especialmente a mis compañeros peronistas, que digamos basta a tanta vergüenza llenando las urnas.

Que pensemos que tenemos mucho para darle a Mar del Plata, en lugar de calcular qué es lo que Mar del Plata puede darnos a nosotros.

Que fiscalicemos, que participemos, y que nos hagamos el lugar que nos pertenece, para que nadie pueda robarnos nuestra historia. Y construir, de ese modo, un futuro diferente para todos.

Comentá la nota