Héctor Gutiérrez recibió a empleados del Bingo.

El intendente mantuvo una reunión en la que los trabajadores manifestaron la incertidumbre que les genera la inestabilidad laboral. El jefe comunal se comprometió a reunirse con los concejales oficialistas para estudiar distintas alternativas.
El intendente Municipal Héctor María Gutiérrez recibió el martes en horas de la tarde a representantes del personal de la empresa Bingo Pergamino. Los trabajadores Gabriel Muzzioli, Juan Rodríguez, Fabián Ferreyra, Alberto Cahisa, Marcelo Ghione y Camilo Rajal manifestaron al jefe comunal su preocupación por la fuente de ingreso. “Somos 430 compañeros que trabajamos en el Bingo y que vemos peligrar nuestra fuente de ingreso. Queremos asegurarnos el trabajo porque nuestras familias viven de ello”, expresaron los representantes al inicio de la audiencia.

El encuentro se prolongó por más de 30 minutos en los que los empleados informaron que “mensualmente el Bingo desembolsa $1,5 millones en sueldos que ingresan al circuito comercial de Pergamino porque nosotros vivimos, mandamos nuestros chicos a la escuela y compramos nuestros alimentos aquí, ese dinero se queda”. Asimismo expresaron que “desde que comenzaron las versiones del alejamiento de la empresa, ya no tenemos crédito en ningún comercio”.

A continuación el intendente Gutiérrez les expresó su solidaridad ante la incertidumbre generada por la inestabilidad laboral. “Indudablemente la crisis internacional tiene su correlato a nivel local y hay muchas familias de nuestra ciudad que ven zozobrar su fuente de ingreso. Esto no es ajeno a este intendente y nos preocupa sobremanera”, acotó el mandatario y aseguró que hará todos los esfuerzos necesarios “para garantizar las fuentes de empleo de los pergaminenses. Particularmente, en el caso de esta empresa y estos trabajadores, me comprometo a reunirme con los concejales del bloque oficialista para estudiar las distintas alternativas que lleven tranquilidad a sus familias”.

Finalmente, Gutiérrez hizo un llamado a dejar de lado los resentimientos de parte de quienes tienen la obligación de pacificar y acotó que “los concejales más que rasgarse las vestiduras en el altar de la justicia social, deben ejercitar con conciencia y responsabilidad la defensa de los intereses de nuestros vecinos, quienes los eligieron”.

Comentá la nota