Dan por hecho la vuelta de Russo.

Dan por hecho la vuelta de Russo.
ROSARIO CENTRAL: Habría principio de acuerdo tras la reunión de anoche. Mientras, Cuffaro hace el aguante.
Lo que menos me preocupa es lo que arriesgo desde lo personal, pero sí saber si uno es la solución", había dicho públicamente Miguel Angel Russo, anteayer, cuando se lo consultó sobre el ofrecimiento de Central para que tomara la dirección técnica del plantel profesional. El ambiente canalla cree que sí, y por eso se intentó convencerlo para cubrir el vacío dejado inesperadamente por Reinaldo Merlo. Y una delegación de dirigentes, que viajó a la Capital Federal, habría logrado anoche su aceptación, aunque al cierre de esta edición, no había confirmación oficial, sino fuertes trascendidos.

Era cantada la buena predisposición de Russo. Se trata de un profesional muy apreciado en el club, donde dejó un buen recuerdo en su anterior ciclo. Es a la recíproca. Tan es así, que Miguel había confesado también previamente que si la decisión pasara sólo por el corazón, "ya estaría en Rosario", pero agregó que "en el fútbol hay que usar también la razón".

Su nombre surgió inmediatamente tras el impacto que produjo la desvinculación de Merlo. Lo priorizaron por considerar la comisión directiva -al igual que la mayoría de la parcialidad auriazul- como el hombre perfecto para este momento, quien no le daría la espalda a su corazón y que terminaría retornando al club rosarino.

La delegación de directivos que se contactaron con Miguel estuvo integrada por el presidente Horacio Usandizaga a la cabeza, su hijo Manuel, el protesorero Matías Mohamed y el secretario Ricardo Milicia

Mientras tanto, Ariel Cuffaro Russo sigue al frente del plantel en forma interina, hasta que se integre el nuevo DT de Primera, Ha dirigido las últimas dos prácticas y pinta para que lo haga en el partido ante Gimnasia en La Plata.

Comentá la nota