"Un hecho más que secundario"

El ministro de Gobierno, Guillermo Aramburu, admitió que el padre del candidato que votó para integrar el Superior Tribunal de Justicia trabajó en la cartera a su cargo durante el año 2008. Calificó tal circunstancia como "un hecho más que secundario".
Aseguró que esa información era conocida por los demás miembros del Consejo de la Magistratura al momento de definir la recusación efectuada por Participación Ciudadana por su sociedad con la hermana del nominado. Cree ver que la prensa está atacando al proceso de selección y que se intenta desprestigiar al doctor Javier Muchnik. Precisó, además, que la audiencia pública por aplicación de decreto 723 se realizará el 19 de agosto, pero que sólo podrán preguntar aquellas personas que hayan formulado alguna observación por escrito.

En diálogo con el programa radial "Mañanas Diferentes", que se emite por Radio Nacional, el ministerio de Gobierno, Coordinación General y Justicia de la Provincia, Guillermo Aramburu, admitió ayer que el padre de Javier Darío Muchnik, profesional nominado por el Consejo de la Magistratura para ocupar el cargo vacante de en el Superior Tribunal de Justicia, lo asesoró durante 4 meses en el año 2008, asegurando que esa información era conocida por los miembros organismo al momento de definir la recusación que le había planteado la ONG Participación Ciudadana.

"Yo lo planteé en el seno del Consejo, el Consejo lo analizó y obró en consecuencia de eso", argumentó en su defensa el Ministerio, por lo que no entiende "a colación de qué viene esto ahora", en referencia a la información difundida por la prensa y que la prensa mayoritariamente desconocía. Por lo que para él, que el padre del nominado haya trabajado 4 meses en el seno del Ministerio de Gobierno "es un hecho más que secundario", dado que "esta persona (en referencia a Sergio Muchnik), en realidad trabajaba en otras gestiones anteriores, porque se desempañaba bien sus en funciones".

Desenfocado de la realidad investigativa que lleva adelante la prensa, Aramburu cree ver que "se está atacando al proceso de selección" y que "se intenta desprestigiar al doctor (Javier Darío) Muchnik", cuando es realidad el cuestionamiento único y generalizado de los medios, es que como miembro del Consejo de la Magistratura en representación de la Gobernadora Fabiana Ríos, no se haya apartado de este proceso de selección, primero por su sociedad con la hermana del nominado en el estudio de jurídico que posee en Río Grande y ahora por la relación laboral que mantuvo el padre con la cartera ministerial que tiene a su cargo. Sin tener en cuenta las contradicciones expuestas dentro del propio Poder Ejecutivo entre abril y julio, periodo donde fue mutando el impulso mediático y de exposición que se le dio a los motivos y razones por la cual ponía en marcha el decreto 723 y como finalmente se fue distorsionando y opacando los propios objetivos que este había fijado, con el propósito de impulsar una mayor transparencia y participación social al proceso de selección y remoción de jueces.

Los objetivos de la audiencia pública según Aramburu

Constituyéndose en el único canal de comunicación respecto a la aplicación del decreto 723, toda vez que a la fecha y después de una semana no existe información oficial y escrita respecto al procedimiento de la audiencia pública como elemento primario de participación pública, Aramburu dijo que ella se realizará el miércoles 19 de agosto a las 13 horas en el Salón Blanco de Casa de Gobierno, "15 días después de la última publicación que fue el miércoles (22) pasado", en referencia a la información colgada en el portal web de la provincia".

Para el Ministerio, el objeto de la audiencia "es que aquellas personas que hayan hecho alguna observación por escrito, la defiendan de manera oral y a su vez el postulante tenga el legítimo derecho de defensa". Descartando que cualquier persona que asista a la misma pueda efectuar alguna consulta de manera espontánea, toda vez que las consultas solo podrán ser efectuadas por aquellos que previamente lo hayan hecho por escrito.

"Me parece razonable que aquellas personas que quieran opinar en la audiencia pública que primero lo hayan hecho por escrito, para que el postulante pueda defenderse. Es una cuestión de derecho de defensa (…) y hasta un punto de vista de seguridad jurídica", sostuvo.

"Seguramente esto opacó el proceso"

Siguiendo la línea defensista asumida por el Gobierno para respaldar, o tratar de justificar, la actuación del ministro Aramburu en el proceso de selección del candidato a convertirse en el tercer miembro de la Corte fueguina, el titular de la cartera económica provincial y secretario General del ARI, Rubén Bahntje, evitó analizar la conducta de su par de gabinete desde una perspectiva ética, e insistió en que el tema central a resolver pasa por modificar el sistema de selección de magistrados.

A pesar de ello, reconoció que el hecho de que Aramburu haya votado por un candidato que es hermano de una abogada a la que lo une una relación profesional y cuyo padre se desempeñó como funcionario del gabinete de su cartera "genera suspicacias" en la sociedad. Consideró también que esa circunstancia "seguramente opacó este proceso".

De todas maneras, y aunque resulte poco convincente, dijo que le resultaba difícil aventurar que posición hubiera tenido como titular del ARI si estos mismos hechos se hubieran dado durante una gestión de gobierno de signo opuesto al de su partido, y que en todo caso deberá ser el propio Aramburu quien tendrá que decir si "políticamente es correcto" lo por él actuado.

En declaraciones a FM Master's, no descartó que si Aramburu hubiera previsto "lo que esto desataba tal vez tomada otra actitud, no por convencimiento sino para evitar estas malas interpretaciones".

Dijo desconocer si en el proceso de selección el ministro político actuó con conocimiento previo y respaldo de la Gobernadora, de la misma manera que señaló no saber "si los legisladores que votaron (por Muchnik) consensuaron con toda la Cámara su voto". Dio la impresión de que de esta manera pretendió poner en pie de igualdad lo actuado por unos y otros, olvidando tal vez los permanentes cuestionamientos que históricamente formuló el ARI respecto de las decisiones adoptados por los representantes del Parlamento en el Consejo de la Magistratura.

Comentá la nota