Es un hecho la prórroga en la implementación del sistema de tarjeta magnética

El municipio cedió a las presiones y acordó con las empresas postergar la implementación del sistema único de tarjeta magnética para el transporte urbano de pasajeros. Durante una extensa reunión realizada hoy se acordó establecer un cronograma progresivo para la puesta en marcha. Atrás quedaron las amenazas de sanciones ante los posibles incumplimientos. Mañana habrá un nuevo encuentro para el que se convocará al gremio de los choferes, UTA.
Las empresas de transporte Tres de Mayo y CODAO y la municipalidad local acordaron postergar la implementación del sistema único de tarjeta magnética. Luego de las críticas mediáticas y amenazas de aplicación de sanciones, la postura de las firmas en relación a la imposibilidad de poder poner en marcha el nuevo método de venta de pasajes, el Ejecutivo manifestó su predisposición a rever la fecha límite del 15 de enero que había impuesto a través de una Resolución.

Si bien aún no hay un nuevo plazo definido, los representantes de las firmas privadas aseguraron que recién en el mes de junio terminarían de recibir el equipamiento necesario para la implementación plena del nuevo mecanismo.

Tras dos horas y media de reunión, los referentes municipales y empresariales resolvieron pasar a un cuarto intermedio hasta mañana, cuando volverán a encontrarse para acordar el texto definitivo de un acta en la que se puntualizarán los plazos y mecanismos para la implementación del sistema. A ese encuentro serán convocados los referentes de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), quienes ya criticaron cualquier posibilidad de demora en la motorización del nuevo procedimiento de venta de boletos.

De la reunión de hoy participaron el intendente Marcelo Cascón, el secretario de Gobierno, Nelson Vigueras, el titular del área de Transporte, Alejandro Valdez, los concejales Hugo Cejas, Silvia Paz, Silvana Camelli, y Francisco De Cesare, y los empresarios Orlando Ortega, Héctor Salvatierra (por CODA), y Guido Dal Pozo y Manuel Carrasco (Tres de Mayo).

Al término del encuentro, Cascón aseguró que la resolución que establece la fecha del 15 de enero como límite “está vigente”, pero confió que será modificada para ajustar los plazos a los nuevos acuerdos. El intendente explicó esta concesión a las presiones de las empresas en la necesidad de “pensar en los vecinos” e “impedir que suceda lo mismo que el 22 de diciembre”, en relación al agolpamiento de usuarios que intentaron conseguir su tarjeta magnética.

Cascón minimizó que el Ejecutivo hubiese cambiado de postura en escasas horas, teniendo en cuenta que Vigueras reiteró el lunes que se aplicarían sanciones a las empresas que no cumplan: “el Estado tiene la obligación de velar por los intereses de los vecinos”, dijo y en ese marco inscribió la decisión de otorgar un nuevo plazo que surgirá mañana, “de forma acordada”.

El jefe comunal se mostró confiado que la dilación sea menor a los seis meses que plantearon las empresas como necesidad para la recepción de la totalidad del equipamiento precisado.

Durante ese lapso podría ponerse en marcha un sistema de implementación parcial, “por línea”, según explicó Carrasco ante la consulta de ANB.

El empresario se mostró “conforme” por el resultado de la reunión, y reiteró que la fecha de junio surge “no como un pedido de prórroga, sino como el plazo para recibir el equipamiento necesario”. Mencionó en este sentido, la solicitud realizada de máquinas lectoras y recargadoras de las tarjetas magnéticas.

Para Carrasco las tarjetas “no se solicitaron en forma tardía”, a pesar que hace dos semanas la empresa –al igual que CODAO- no cuenta más con estos elementos para entregar.

Según indicó el empresario, la inversión global para la unificación del sistema de boletos “ronda los 150 mil dólares”, y reiteró que las tarjetas son compradas en el exterior, en el caso de Tres de Mayo en China.

Surgieron contradicciones entre Cascón y Carrasco a la hora de informar si el debate sobre la prórroga del contrato de concesión será incluido en el acta a rubricar mañana. Para el intendente “deben ponerse sobre la mesa todos los temas”, incluyendo este punto y el análisis de los dos proyectos existentes en el Concejo Municipal; mientras que para el empresario, si bien la falta de resolución es tema de “preocupación”, son “cuestiones diferenciadas. No se sujeta un tema a otro”, expresó. (ANB)

Comentá la nota