"Que haya inclusión cultural con calidad"

El principal desafío que se propone Diego Lurbe, al frente de Cultura, será fortalecer en presencia y calidad la gestión cultural como herramienta de integración social en todo el distrito. Asumió ayer y el Intendente destacó el trabajo de Eduardo Rodríguez, el equipo que hay detrás y le deseó éxito al flamante funcionario.
"Que haya inclusión cultural con calidad, que haya gente que sea rescatada y estar al servicio de la ciudad", es el desafío que antepone Diego Lurbe mientras estrena cargo. Ahora es subsecretario de Cultura, Educación y Turismo y siente que hay tanto hecho como por hacer. Solo admite, con humildad, que promoverá un trabajo horizontal. Muy cerca suyo, en espacio y jerarquía, es Eduardo Rodríguez es que asegura su compromiso de "apoyar su gestión" a través la Secretaría de Desarrollo Social que encabeza desde el lunes por la tarde. Es el funcionario saliente de esa dependencia cultural que funciona en la calle Coronel Suárez, el mismo que reemplazó a Patricia Seijo para llevar adelante las políticas sociales signadas por el intendente José Eseverri.

La asunción de Lurbe había sido breve y extremadamente puntual. El único en hablar había sido el jefe comunal, escoltado por los funcionarios entrante y saliente y rodeado por el equipo de trabajo de las diferentes áreas culturales.

La gestión oficial no sólo adquirió "importancia en lo presupuestario sino que tiene trascendencia en la ciudad. A veces no se puede hacer de un día para otro y se fueron madurando diferentes cuestiones artísticas", señaló Eseverri.

El intendente recaló en dos proyectos que abraza fuertemente: el centro cultural del Hogar San José de Niñas y el edificio del Balneario Municipal transformado en Casa del Bicentenario. Lo atribuyó a "la madurez de la ciudad" y a un Ejecutivo que "tuvo actitud de abrir puertas a diferentes expresiones artísticas".

"El gobierno tiene que ser plataforma de oportunidades para la cultura, sin direccionar ni poner el pie encima", enfatizó José Eseverri, haciendo eje conceptual en la idea de que la "cultura es lugar de encuentro y a partir de enero formará parte de Desarrollo Social".

Rescató el trabajo de Diego Lurbe en materia de inclusión, pensando la cultura como herramienta de integración social. Y mencionó propuestas convocantes como los corsos, el aniversario, el rescate de la historia y la identidad a través de museos de los pueblos; y proyectos que trascienden a nivel nacional como la Muestra de Cine Lucas Demare o el Festival Internacional de Cortometrajes de Olavarría (FICO). Y que, dijo, dan la "posibilidad de trascender a la ciudad a través de la cultura".

Eseverri le agradeció el apoyo "en la gestión con mi padre y conmigo" y elogió al "equipo, que se fue enriqueciendo y tiene mucha experiencia".

Justamente por eso, valoró las políticas de Integración por el Arte que son "tomadas como modelo en la Provincia y te toca ni más ni menos que recoger esa experiencia y darle tu impronta, en la que confiamos. Mucho éxito. Olavarría se merece mantener este nivel de actividad cultural que tenemos". Y con un "a trabajar" cerró el acto. Hubo abrazos, felicitaciones cruzadas y un grupo humano que alentando la designación.

Inserción y calidad

Minutos después, Diego seguía saludando y admitiría que "tengo enormes expectativas y a la vez responsabilidad porque es un área que en los 2 últimos años de gestión creció un montón, y la idea es sostenerlo y acrecentarlo. El desafío más grande es ése".

Su decisión será imprimirle un mayor impacto social a la cuestión cultural, "con una gestión un poco mas horizontal y de trabajo de inclusión. En lo personal, será sostener y acrecentar esta subsecretaría que no solo creció en cantidad sino en calidad". Finalmente, dejó en claro que "no pensamos en la inclusión meramente sino incluir con calidad". Y tiene pergaminos que lo certifican. De hecho, la orquesta escuela en el barrio Facundo Quiroga II que promueve la reinserción social lo demuestra y su intención es ampliar las fronteras.

"No me siento dejando nada", reconocería a metros de ahí Eduardo Rodríguez. "Al contrario: tengo una enorme responsabilidad porque se hace cargo Diego Lurbe, una persona de la gestión que venía trabajando muy bien y me siento muy comprometido para apoyarlo. Y con el compromiso de cumplir con la expectativa del Intendente, que esto sea una manera de responder a la problemática social" que tanto preocupa en Olavarría.

¿Asuntos culturales pendientes? "Siempre quedan porque por suerte la cultura de Olavarría plantea nuevos escenarios y propuestas. Lo importante es ir avanzando, promoviendo nuevas cosas y siempre que uno responde o da respuestas aparece una nueva demanda y una nueva cosa pendiente y eso es lo bueno de una ciudad en crecimiento y en este caso le tocara a Diego hacerse cargo de las nuevas expectativas".

Con la idea de inclusión social "venimos trabajando desde 2007 con el Intendente en todas las áreas y quizá este nuevo esquema apunte a profundizar esa visión", evaluó Rodríguez.

Los barrios en situación de riesgo social y algunos intentos de la gestión que no prosperaron ponen en evidencia que son tiempos difíciles. Rodríguez atribuyó el escenario actual a "los años de exclusión" y aclaró que "no se resuelven de un día para otro y a las políticas sociales del gobierno nacional y provincial el Estado municipal debe acompañar con estrategia integradora, en red, en territorio, y ese es el compromiso que asumí y estaré dedicado a full en esa visión".

Comentá la nota