Hasta el "Torito" De Angeli podría arribar a Tandil para el gran cierre de Unión Pro

El acto que sellará la campaña del peronismo disidente se haría el 20, en el gimnasio del club Independiente. Alfredo De Angeli acompañaría a los principales hombres del espacio anti K.
Hasta el polémico titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angeli, podría desembarcar en Tandil para el cierre de campaña en el interior bonaerense que programa Unión Pro para el próximo 20 de junio.

Fuentes vinculadas a las entidades agropecuarias y al properonismo no confirman pero no desmienten tajantemente el dato. De Angeli llegaría a Tandil posiblemente el 19 y aguardaría un días más en la ciudad, para coincidir en el cierre de campaña con los principales candidatos y referentes de Unión Pro.

Para el acto del 20 ya se habría alquilado el gimnasio Dugan Martignoni del Club Independiente y en el sector esperan no sólo la presencia de Francisco de Narváez, ya anunciada, sino también de Felipe Solá, Mauricio Macri, y Gabriela Michetti.

Pergamino fue la antesala de una postal que podría reiterarse en Tandil antes de las elecciones del domingo 28.

En esa localidad, De Narváez y Solá tuvieron que rendirse ante la evidencia: el mellizo Alfredo De Angeli desata mucha más euforia entre la gente que ellos dos, políticos avezados.

Lejos de dejarse ganar por los celos, los principales candidatos de Unión Pro aprovecharon la bendición del entrerriano a su cruzada anti K. Quienes quieren abofetear a Néstor Kirchner en las urnas, ayer tuvieron un guiño de quien logró darle la primera cachetada.

Era la presentación de los "agrocandidatos" de Unión Pro: el local Jorge Solmi, de Federación Agraria, y Jorge Srodeck, de Carbap, aspiran a una banca en la Legislatura provincial.

A ellos fue a apuntalar De Angeli y un ex integrante de la Mesa de Enlace, el ex titular de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, quien pese a rechazar un puesto en las listas aceptó ser la voz agropecuaria de los de Mauricio Macri.

"Recorrí las provincias, están muertas las provincias", aseguró en un discurso que no por corto dejó de sacudir a la gente. Detrás de una rueda giratoria plantada en el escenario que decía "el campo no se mancha", seis minutos fueron tiempo suficiente como para que De Angeli llamara a votar en contra de Kirchner y convocara a "custodiar las urnas" hasta luego de cerrados los comicios. "Los bandidos andan de noche", recordó entre ovaciones.

De Narváez ingresó al parque municipal de Pergamino sobre una "chata" en compañía del local Solmi y otros dirigentes del campo. Solá no fue de esa partida y lo esperó en el lugar, sin mayores estridencias. En el escenario volvieron a ser una fórmula hecha y derecha.

Comentá la nota