Hasta el sitio de la asamblea divide a los viales

Opositores creen que el predio de ATE, elegido para la reunión revocatoria, no ofrece seguridad.
La tensión aumenta a medida que se acerca la realización de la asamblea en la que se definirá la continuidad de la actual comisión directiva en el gremio vial. Esta vez, dirigentes opositores a la conducción encabezada por Manuel Palavecino objetaron el sitio elegido para la reunión revocatoria de mandato, convocada para el martes a las 10.

Tras un pedido formulado por los empleados Pedro Teruel y Luis Ledesma, el departamento de Riesgos de Trabajo de la Secretaría de Trabajo concluyó que el predio de ATE de Buenos Aires al 600, donde se realizará la asamblea, sólo puede albergar a 300 personas. “En la actualidad, los afiliados al gremio en condiciones de participar de la asamblea son 1.325. Esto habla a las claras de la intención de los actuales directivos de que la reunión fracase por falta de espacio y de un lugar adecuado, tornándose esto en un futuro conflicto entre los propios compañeros, como ya ocurrió en el pasado”, planteó Teruel.

En su informe, la repartición provincial advirtió que un número mayor al permitido (300 personas) “representaría un incremento en el riesgo para la integridad física de los participantes, debido a que el local carece de salidas de emergencia, puertas antipánico y no se observan señalizaciones adecuadas”. Teruel, incluso, intimó mediante carta documento a Palavecino a que garantice, en su carácter de secretario general del gremio vial, un lugar adecuado para la realización de la asamblea. “Debido a esta dolorosa maniobra, dimos intervención al Ministerio de Trabajo y a Defensa Civil municipal”, advirtió.

Comentá la nota