Hasta el momento, las capturas de calamar en la milla 201 son escasas

Puerto Deseado, (C).- Pese a los rumores que durante estos días daban cuenta de la partida de numerosos barcos hacia aguas internacionales para realizar maniobras de pesca sobre el recurso calamar, se supo que un solo buque que no pertenece a la cámara CAPA (Cámara de Armadores de Poteros Argentinos) zarpó del puerto de Mar del Plata.
Se trata del Mateo I perteneciente al grupo empresario italiano Kaleu Kaleu, nave que habría asumido el compromiso de descargar en el muelle de Puerto Deseado que por estos días se encuentra sin actividad.

45 buques extranjeros

De todas las noticias sobre el comportamiento del illex fuera de las 200 millas no son para nada halagüeñas; según datos que publicó el sitio especializado Mar y Pesca, las capturas diarias son pobres, hay días en que se pesca 10 toneladas y otros mil kg, y quizás eso esté dando la pauta del por qué hay solo 45 buques operando en aguas internacionales cuando en otros años eran centenares.

En ese sentido, un empresario calamarero sostuvo uno de los factores que más influye sobre el recurso es la temperatura del agua, es que en esa zona la temperatura permanece baja, aunque admitió que cuando se produzca la apertura del caladero nacional el agua por lo general está a 7 grados.

"Es normal que los precios desciendan"

El presidente de CAPA, Guillermo De Los Santos, señaló que la fluctuación de precios que se da en los inicios de la temporada depende fundamentalmente de la acumulación de stock que tengan las empresas en las cámaras. "Los precios siempre marcan una tendencia a la baja en los inicios de la temporada, pero si el stock remanente es escaso no será tanto", dijo De los Santos, al tiempo que recordó que los precios con que cerró la temporada anterior se ubicaron alrededor de 2200 dólares para la vaina y 1000 dólares para el entero, todo eso dependiendo de la talla, aunque en la temporada anterior el cefalópodo hallado se caracterizó por presentar una talla mediana.

El dirigente empresarial reiteró que una de las principales dificultades que presenta la explotación de la pesquería del calamar son los altos costos operativos que tienen los buques, como la estiba y los costos de las navieras para la exportación de la materia prima capturada, costos que en la mayoría de las veces le quitan rentabilidad a las empresas que se sostienen de este recurso y generan mano de obra en buques y puertos.

Comentá la nota