Hasta $70 millones para salarios públicos

Como una clara demostración de las dificultades financieras que enfrenta el Poder Ejecutivo para poder hacer frente al pago de los haberes de los agentes dependientes de la administración central y de los funcionarios que integran la planta política del gabinete provincial, la gobernadora Ríos autorizó a la Tesorería General a utilizar hasta 70 millones de pesos del Fondo Unificado de Cuentas Oficiales para destinarlos al pago de los haberes, asignaciones familiares, contribuciones, adicionales, guardias y horas extra correspondientes al mes de octubre.
La medida implica la utilización de $15 millones más que el mes pasado.

Como una clara demostración de las dificultades financieras que enfrenta el Poder Ejecutivo para poder hacer frente al pago de los haberes de los agentes dependientes de la administración central y de los funcionarios que integran la planta política del gabinete provincial, la gobernadora Ríos autorizó a la Tesorería General a utilizar hasta 70 millones de pesos del Fondo Unificado de Cuentas Oficiales para destinarlos al pago de los haberes, asignaciones familiares, contribuciones, adicionales, guardias y horas extra correspondientes al mes de octubre, que representan una erogación total de $86.446.551,50. De este monto, 71,2 millones de pesos corresponden a remuneraciones; 12,5 millones de pesos a contribuciones a la seguridad social y 2,7 millones de pesos a asignaciones familiares.

El mes pasado, para poder afrontar los $86.475.540,09 de masa salarial de septiembre se había autorizado a afectar hasta 55 millones del FUCO, 15 millones de pesos menos que ahora.

El decreto mediante el que se autorizó la afectación de hasta 70 millones de pesos del FUCO fue dictado el pasado martes 3 de noviembre. Al cierre del mes de octubre, los fondos disponibles ascendían a 38,8 millones de pesos en la Cuenta Unica del Tesoro más 57,3 millones en las cuentas de entes descentralizados, pagadoras, fondos permanentes, pero el Fondo Unico de Cuentas Oficiales contaba con un saldo de 32 millones de pesos, ya que a ese total de 96,1 millones de pesos se le descuentan, por lo menos en lo contable, unos 64 millones en función de un descubierto bancario tomado sin autorización legislativa.

En función de esa realidad, el Ejecutivo dispuso cancelar el pasado viernes 6 hasta 41,7 millones de pesos del total de la masa salarial.

Comentá la nota