Hasta hoy esperan a directores para devolver la plata del paro.

Por primera vez el Gobierno dice que no reintegrará el dinero si no le informan quiénes adhirieron a las medidas.
Hasta el año pasado, cada vez que había paros de los docentes y el Gobierno Provincial amenazaba con el descuento de los días no trabajados, lo practicaba pero al mes siguiente se los reintegraba. Ahora dicen que van a cambiar y por eso van a esperar hasta hoy a los directivos de las escuelas para que presenten las planillas de novedades en el Ministerio de Educación con la nómina de los maestros que efectivamente adhirieron a las medidas de fuerza, que este año fueron 4, en medio de la pelea por el aumento salarial.

La idea es que, mediante planillas complementarias, antes de Semana Santa, se les reintegre lo erróneamente descontado a los maestros que no hicieron paros y a los que por distintas causas, como licencia o enfermedad, no correspondía hacerlo, según confirmó la ministra de Educación, Cristina Díaz. Pero a los que pararon no les devolverán nada.

Ante la falta de información, porque los directores de las escuelas no especificaron en las planillas ya presentadas los nombres de quienes no dictaron clases, la cartera educativa dispuso el descuento para todo el mundo. Y lo quieren subsanar mediante planillas complementarias, pero primero necesitan la información de los directores para saber quiénes trabajaron y quiénes no lo hicieron. Ni en el Ministerio ni en UDAP manejan datos de cuántas son las liquidaciones mal confeccionadas.

"La falta de la comunicación puntual acerca de las novedades que correspondían y que nos hubiese permitido hacer un descuento pormenorizado a cada uno, nos obligó a hacer un descuento genérico que salió de dividir en treinta el sueldo del docente y multiplicarlo por 4. Eso trae aparejado errores", reconoció la funcionaria.

En esas mismas planillas irá el aumento salarial para todos los maestros, acordado en la conciliación obligatoria en la Subsecretaría de Trabajo el 25 de marzo pasado.

Según explicó la ministra, cuando llegó el acuerdo ya el Ministerio había cerrado las planillas de marzo y por eso decidieron pagar ese mes sin el incremento. De hecho la mayoría de los docentes ya cobró y hoy les terminan de acreditar a los maestros de gestión privada, que son los últimos en cobrar. Y antes de Santa Santa, que empieza el jueves próximo, quieren pagar lo de los paros, a quienes corresponda, más la diferencia del aumento, que es del 9 por ciento en el valor índice y que llevó la asignación por estado docente (A56) de 160 a 250 pesos.

A diferencia de otros años, en el 2009 el Gobierno Provincial endureció su postura y no parece dispuesto a ceder ante el pedido del gremio UDAP (ver El planteo...), que quiere que el Ministerio de Educación deje sin efecto el descuento de los días. Otras años, incluso, se extendió el ciclo lectivo a cambio del no descuento. Pero este año en particular la actitud parece haber cambiado porque en el Gobierno están muy molestos debido a que las dos veces que UDAP decidió medidas de fuerza, primero para el 10 y 11 de marzo y después para el 18 y 19 de ese mismo mes, fue luego de levantarse de la mesa de negociación en la Subsecretaría de Trabajo y sin mediar un aviso. Y cuando había una medida judicial que no se lo permitía.

"Nosotros respetamos el derecho a peticionar y respetamos el derecho de huelga, pero nada nos obliga a pagar por un servicio no prestado", dijo la ministra Díaz.

Ni la funcionaria ni la secretaria general de UDAP, Graciela López, quisieron cargar las culpas en los directores de las escuelas por la situación.

Comentá la nota