"¿Hasta cuándo vamos a vivir esta agonía?"

Hilda Molina, la médica confinada por el régimen castrista, sintetizó en Radio 10 sus impresiones acerca de la actualidad de la dictadura. "Nunca vi al pueblo cubano tan triste", señaló
Ayer, en el día del 50º aniversario de la revolución cubana, la médica argentina Hilda Molina hizo un balance de cómo se vive en la isla. "Por un lado, se ve mucho entusiasmo por la celebración, pero por otra parte, hoy veo generaciones que nacieron y vivieron sin libertad, y eso enferma a la sociedad; hay una gran tristeza", describió la mujer.

"¿De qué sirve el índice de educación si la gente no puede leer lo que quiere?", se preguntó la médica radicada en Cuba.

"Las personas no pueden elegir una opción libre para educar a sus hijos ni pueden leer lo que quieren. La gente va a las iglesias desesperada, buscando en Dios lo que no puede encontrar en la vida real", acotó.

En otro orden, la mujer a la que el régimen castrista no deja salir de la isla para visitar a su familia en la Argentina recordó en Radio 10 que su madre está "muy enferma" y que "tiene problemas renales, cardíacos". "Mi madre no se quiere morir sin ver a su familia reunida", remarcó Molina.

Consultada acerca de cómo está Cuba hoy, dijo que "la situación económica es grave; hay problemas serios", al tiempo que destacó que "esta proeza social que prometió Raúl es falsa".

"Nos prometieron que el hombre nuevo iba a garantizar una sociedad pura y eso no ocurrió", sentenció y agregó: "Es verdad que todos tienen acceso a la educación, pero las personas aprenden a leer pero no pueden leer lo que quieren y eso no sirve".

“Antes veíamos una cola de personas para algo que comer. Ahora además se ven largas colas para que el sacerdote les de una bendición. Buscan en Dios lo que los hombres no le dan”, graficó.

Asimismo, manifestó que en su opinión Fidel Castro sigue al frente del gobierno de la isla. “Siempre he pensado que el está gobernando de una manera o de la otra”, afirmó. No obstante, no quiso abundar sobre el estado de salud del anciano líder y se mostró sorprendida porque “el mensaje de hoy ha sido muy escueto”.

“Es un feriado gris. La frase Feliz Navidad no se oye”, añadió. “Los turistas vienen a una Cuba que no es la Cuba real del pueblo sufriente”.

Criticó además a quienes defienden el régimen castrista. “Los que quieren que pase esto, parece que quieren que esto pase en su país. Son adictos al poder”.

Comentá la nota