"No sé hasta cuándo Kirchner va a poder parar a Moyano"

Para Barrionuevo, Kirchner sigue mandando en el Gobierno aunque sin plata. "La Presidenta está virtual y el que maneja todo es el loco que vive en Olivos", dijo. Descalificó el llamado al diálogo
"El diálogo es para la gilada; de eso no sale nada". Contundente y siempre polémico, Luis Barrionuevo descree de un giro político en favor de la concertación por parte del matrimonio Kirchner tras la derrota electoral. Asegura que el ex presidente, a quien con ironía describe como "el loco que vive en Olivos", sigue manejando los hilos del poder y que Cristina Fernández es sólo una mandataria "virtual". En un reportaje con El Cronista, el dirigente gastronómico sostuvo que el Gobierno es "factible de aprietes" por la debilidad política que enfrenta y auguró poca vida para la alianza entre Kirchner y Hugo Moyano.

–¿Cree en el diálogo que convocó el Gobierno?

–Es un diálogo para la gilada; de eso no sale nada. El Gobierno sigue con su tesitura de mirar como enemigos a los que le ganaron, no quiere asimilar la derrota y trasladarla en positiva. El diálogo no tiene la dimensión ni la estatura política para que sea creíble porque no está Kirchner, que es el que manda.

–¿No ve cambios en la forma de conducción de los Kirchner?

–Ellos van a morir en sus trece. No saben gobernar, no tienen ni idea. La Presidenta nunca gestionó absolutamente nada y está virtual. Tiene un gabinete de mediocres y el que maneja todo es el loco que está en Olivos, que sigue manejando de la misma manera que lo hacía pero ya sin plata, y sin la soberbia que tenía, porque ya perdió. Puso la cabeza él y le rompieron la trompa. Todas estas cosas indudablemente que hoy esta padeciendo el Gobierno, como el tema de las tarifas, son incapacidades absolutas.

–Tras la polémica por las tarifas algunos sectores reclamaron la renuncia de De Vido.

–Pero el problema es Kirchner. No le echen la culpa a Jaime, a Moreno, a De Vido. No vayan a buscar los cacatú; acá es Kirchner el gran responsable. Los errores que han cometido son tan burdos, todas estas cosas son de improvisación. Y algunos todavía hablan del modelo y este es el modelo de la pobreza, de las desigualdades, han seguido saqueando cajas muy sensibles al sentimiento y necesidades de la gente, están sacando plata del Pami, de las obras sociales, ni hablar del banco privado que tiene para sus amigos que es la ANSeS, donde viven dejando letras y bonos y se llevan la plata.

–Ahora el Estado dice que va a salvar al fútbol.

–Esta es otra barbaridad. Kirchner actua por espasmos y se encontró con un (Julio) Grondona que no tenía plata, que se encontró con una crisis total en el fútbol, entonces Grondona que era socio de Clarín hasta hace poco, ahora busca una ayuda del Gobierno, que lo quiere matar a Clarín. Se asociaron por mutuas necesidades.

–¿Cómo analiza la relación entre el Gobierno y la CGT?

–Moyano por ahora baila al compás del disco que le pone Kirchner, él es Kirchner.

–Pero algunos gremios cuestionan esa actitud y amenazaron con fracturar la CGT.

–Los muchachos que hicieron ese planteo ya no van a la CGT. El planteo más bien fue un apriete al Gobierno, no a Moyano. Y tiene que ver con los $ 3.000 millones que debe el Gobierno a las obras sociales, que ya han entrado en quebrantos y en la bicicleta financiera.

–¿Entonces no habrá ruptura?

–La CGT no llegó a romperse porque realmente el Gobierno hoy es factible de aprietes por las necesidades que tiene. Esta mucho más débil y puede estar mucho más condescendiente en aflojar algunas cosas. Pero tampoco en la CGT se puede hablar de unidad, eso será a partir de que termine Kirchner el Gobierno y se vaya Moyano también. No creo que los muchachos, tanto los gordos como los independientes tomen ninguna actitud por ahora.

–Algunos piensan que Moyano puede romper con Kirchner en cualquier momento...

–Cuando las cosas empiecen a empeorar Moyano va a seguir otro camino, ya ha dado algunas señales, amenazó con parar los camiones y le dieron un subsidio de $ 470 millones, no se hasta cuando Kirchner lo va a poder parar.

–Dijo que habla con Duhalde ¿cree que se va a ir con él?

–El no tiene contactos con Duhalde, fue solo un amague.

Comentá la nota