Hasta ahora, Salta continúa sin registrar casos de dengue

En nuestro país ya hubo 30 confirmados, todos en la provincia de Misiones.
Si bien hasta ahora, y para la presente temporada estival, Salta ha logrado permanecer libre de dengue, lo que está ocurriendo en la región podría cambiar las cosas y tornarlas en un saldo negativo en el corto plazo.

Por ahora la situación en la provincia está tranquila, "pero no estamos solos. Somos parte de un todo, más aún ahora que aumentaron las migraciones por las vacaciones", alertó una fuente del Ministerio de Salud Pública.

Síndrome febril

Oficialmente, desde junio último y hasta el jueves a la tarde, en la provincia no se ha producido ningún caso de dengue.

En ese mismo lapso han surgido más de cien sospechosos, pero todos arrojaron resultados negativos para esta infección tras los análisis de laboratorio.

Vale recordar que en el marco del Programa de Vigilancia del Síndrome Febril, toda persona con fiebre sin causa aparente es considerada sospechosa de dengue y cualquier otra enfermedad infecciosa emergente y reemergente. Algunos de los casos que se pueden citar son la fiebre amarilla, encefalitis, leptospirosis, hantavirus y paludismo, entre otras.

Por lo tanto, a todo "paciente febril" sin diagnóstico se le toma una muestra de sangre para estudio.

Erradicar al mosquito

La manera más efectiva de evitar esta enfermedad es erradicar al Aedes aegypti, el mosquito que la transmite y que se cría en agua limpia, de lluvia o de red.

El coordinador de Epidemiología de la Provincia, Alberto Gentile, recordó que, más allá de las actividades que vienen desarrollando la provincia y los municipios, "el componente fundamental para la lucha contra el dengue es la propia comunidad".

El funcionario agregó que la manera más eficaz de evitar la propagación del insecto es desde los hogares, con tareas de prevención, erradicando los criaderos domiciliarios de mosquitos. Por ello es muy importante ordenar el patio de la casa y hacer un recorrido una vez por semana, eliminando los elementos inservibles y resguardando o tapando recipientes útiles que puedan acumular agua.

Otras recomendaciones

También se deben tapar con tela mosquitera los resumideros y limpiar las canaletas para que no se estanque el agua de lluvia.

Las macetas deben completarse con arena para que no junten agua, reemplazar el agua de los floreros por arena húmeda, tapar los tanques de agua, colocar tela mosquitera en puertas y ventanas, cortar la maleza y eliminar la basura.

Hay que limpiar las piletas de natación una vez por semana (especialmente las de lona), y los tanques elevados periódicamente, debiendo cepillarse para eliminar los huevos del mosquito que puedan haber quedado adheridos a sus paredes.

El agua de los bebederos de mascotas hay que renovarla cada 3 días y también en necesario cepillar las paredes de estos recipientes.

Los sitios baldíos deben estar libres de recipientes y es obligación del propietario mantenerlo libre de criaderos.

Las gomerías, chatarrerías y desarmaderos deben cumplir las ordenanzas municipales y recomendaciones para la protección de la ciudadanía.

Situación en Argentina y la región

Es previsible que por las vacaciones y el incremento del traslado de personas pudieran aparecer casos de dengue en nuestra provincia.

El mayor factor es que circula el mosquito transmisor aunque, por las campañas de erradicación, en un porcentaje inferior a los que hubo el verano anterior.

Argentina confirmó 30 enfermos con dengue, todos en Misiones

Paraguay reportó 157 casos de dengue clásico, según un informe del Ministerio de Salud Pública.

Bolivia suma 289 casos de dengue en esta temporada estival, de los que 244 pacientes (el 85 %) se han registrado en Pando, sobre todo en Cobija, una pequeña ciudad de 43.000 habitantes.

En tanto que desde Uruguay, las autoridades de Paysandú, departamento fronterizo con Argentina, decretaron el alerta por la presencia de larvas del mosquito transmisor en focos dispersos.

Los síntomas para detectar la enfermedad

La gran mayoría de los pacientes que sufrió dengue relata que los síntomas son similares a una gripe fuerte, pero sin tos ni moco. Esta podría ser una de las razones por las cuales muchos pacientes no consultan (creen que es gripe) y se enteran después, cuando se hacen un análisis por otra causa.

Hasta el siglo pasado al dengue se lo conoció siempre como "fiebre rompe huesos", ya que ésa era la sensación de los pacientes.

Salud Pública alerta que los principales síntomas son fiebre, acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones.

En muchos casos además hay nauseas y vómitos, cansancio intenso, aparición de manchas en la piel, picazón, sangrado de nariz y encías.

Ante estos síntomas "se debe acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado. Recuerde no automedicarse, ya que hay remedios que aceleran y profundizan los daños; como las aspirinas, por ejemplo".

Comentá la nota