Hasta 2012, espumantes beneficiados

El Gobierno nacional a través de un nuevo decreto, prorrogó por dos años más -hasta el 2012-, la exención impositiva al sector de los vinos espumantes. Así lo anunciaron ayer el titular del INV, Guillermo García y Ángel Vespa, presidente de Bodegas de Argentina, quienes explicaron que "en la extensión del acuerdo se introdujo el novedoso concepto de sustituir impuestos por inversiones".
El trabajo conjunto entre sectores públicos y privados en coordinación con las distintas entidades vitivinícolas, motivó el reconocimiento del Ejecutivo Nacional por haber superado con creces el nivel de inversiones comprometido en ese sector vitivinícola. Según el INV, en 5 años -en enero de 2005 se firmó por primera vez el acuerdo- se cuadruplicó el mínimo de inversiones acordado con la Nación. Así, y según lo relevado por el organismo, durante el periodo 2005-2008, el sector de espumantes realizó inversiones reales por más de 100 millones de dólares, más del doble de los 40 millones de dólares que el Estado Nacional hubiera recaudado en concepto del impuesto interno que gravaba ese producto. Por otra parte, Ángel Vespa, titular de Bodegas de Argentina, explicó que mientras en el 2005 declararon ventas de espumantes unos 79 establecimientos -en el mercado interno y externo-, en el 2008 fueron más de 100 las empresas que denunciaron ventas. "Lo destacado de estas cifras- advirtió Vespa- que el 30% de estos establecimientos corresponden al sector mediano y grande en la producción de espumantes, el 70% restante son pequeñas y medianas empresas que se están dedicando al negocio". Las inversiones productivas realizadas por el sector se destacan en bienes de capital, desarrollo de viñedos, incorporación de nuevas tecnologías y promoción del producto. Para los funcionarios, esta situación le ha permitido al sector, mejor su competitividad fundamentalmente en el mercado internacional y además ha generado más puestos de trabajo.

Comentá la nota