¿Qué haseis?.

BOCA: Con Palermo-Palacio recuperados, Boca tiene a disposición tres duplas ofensivas de primer nivel. Noir, Viatri, Figueroa y Mouche ahora pelean hasta por un lugar en el banco. Problema ¿lindo? para Ischia.
Fue en septiembre del 2005 cuando Alfio Basile pidió auxilio reglamentario para una situación similar. Obligado a dejar figuras afuera del banco, reclamó lugar para siete suplentes. Por ese entonces, en la AFA y en Sudamérica, sólo se permitían cinco jugadores sentados al lado del DT y él, muchas veces, debía elegir entre poner al Melli Guillermo o Palacio (Delgado y Palermo eran los titulares). Al final, su deseo fue concedido. Tiempo después, hoy a Ischia ya le asoma el mismo tema con los delanteros. Problema de los buenos, porque siempre se dice que peor es la escasez, pero problema al fin. Acaso al Pelado pueda aliviarlo un poco la idea de Blatter de permitir cuatro cambios en vez de tres, pero en el banco seguirá habiendo lugar para siete. Y él, ahora, tiene seis atacantes a disposición.

Con Palacio pidiendo titularidad después de la pubialgia que lo discontinuó en el 2008, con Palermo en plena vuelta pero con chapa de sobra para tener lugar seguro en la lista de presentes, con un Noir ya crecidito y varias veces rendidor, con Viatri goleador del último campeón, con un Mouche fortalecido por haber sido la sensación del verano y con Figueroa, de aporte cumplidor, ya recuperado de un esguince de tobillo, Ischia tiene tres parejitas tres, por afuera y por adentro, bien completitas, podría decirse titulares en cualquier equipo del fútbol argentino. Y le llegó el momento de repartirlas entre los 18. ¿Y ahora?

Los que hasta hace poco tiempo, con Palermo lesionado y Palacio más afuera que adentro, habían aportado soluciones, ahora obligarán a Ischia a tener que pensar quién se queda afuera del banco. La cuestión, en definitiva, pasa por ahí. Porque si bien hay siete asientos libres al lado del DT, difícilmente lo ocupen tres o cuatro delanteros. Y menos si, como pasó contra Cuenca por la Copa, Ischia decide jugar con tres puntas. Como mucho, en definitiva, podrán ser cinco. Pero la mayoría de las veces entre uno y dos quedarán afuera o deberán ganar ritmo en Reserva.

De hecho, la práctica del jueves ya tuvo un avance sobre esta situación. Palacio, Viatri y Mouche no participaron porque habían sido titulares ante Cuenca. Así, de un lado, con los suplentes, estuvieron Noir y Palermo. Y en el otro, con el mix que se utiliza para completar otro equipo, Figueroa y Philippe, uno de los pibes que también habían surgido por necesidad en el 2008 y que ahora quedó relegado.

Lucho, justamente, es un caso particular. Llegó por la lesión del Loco, se había ganado la titularidad en los últimos partidos del campeón pero ahora hasta la tiene difícil para ir al banco. Y él lo sabe: "La realidad es que somos tres nueve y la tengo complicada. Si no juega Viatri, será Palermo y a mí me tocará quedar afuera. Trataré de estar tranquilo aunque uno se fastidia cuando no está en los planes del DT. Por eso, sabiendo cómo viene este semestre, voy a tener que estar fuerte de la cabeza", admitió Figueroa.

Viatri también tiene claro que las reglas de juego cambiarán para él. "Yo ahora tengo que tratar de aprovechar los minutos que tengo. Me pone contento la vuelta de Martín, será lindo competir con él. Después, si me toca jugar noventa, cincuenta o treinta no me importa", dijo. Por lo pronto, ya mismo, este domingo ante Lanús, Ischia tendrá que empezar a decidir entre ellos quién es titular. Y también, por primera vez, quiénes de los seis se quedarán afuera...

Comentá la nota