Harían falta inversiones millonarias para ampliar la red de gas natural

La posibilidad actual de realizar mejoras y ampliaciones a la red de gas natural con la que cuenta, en todo su territorio, la provincia de Catamarca, está muy lejos de concretarse por un límite concreto: sería necesaria una inversión millonaria que el Estado Nacional ni el Estado Provincial están dispuestos a abordar en este presente de vacas flacas y bolsillos secos.
La información publicada ayer en exclusiva por este diario, referida a que la red actual de gas natural estaría operando al límite y no soportaría más bocas conectadas, fue confirmada por funcionarios provinciales, quienes señalaron que el problema se encuentra en la capacidad de transporte de las actuales cañerías que llegan a la Capital desde la planta de la ciudad de Recreo (y que también alimentan a la Capital de la provincia de La Rioja).

El problema, según explicaron funcionarios provinciales, se ubicaría en restricciones que estarían operando en el Gasoducto del Norte, una instalación troncal que parte desde Salta hacia el centro del país y, especialmente, hacia la provincia de Buenos Aires.

Obras paralizadas

A este panorama poco esperanzador de que nuevos usuarios puedan utilizar el beneficio de una conexión de gas natural, se suma la circunstancia de que durante el año 2002, a raíz de la crisis económica e institucional que soportó el país, se pararon dos obras de ampliación de la red de gas en la Capital provincial.

Ambas intentaban sumar unos 10 mil usuarios nuevos en cinco años en el departamento Capital, y 16 mil si se terminaban las obras en los departamentos Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú.

En el caso de la Capital, las obras se ubicaban en el sur y en el norte: hacia el primero de los extremos, las cañerías iban a llegar hasta la avenida Mardoqueo Molina, en el barrio La Viñita; y hacia el norte, se extenderían hasta la avenida México.

Años después, se intentó reactivarlas, pero se debían reformular los contratos con las empresas y, naturalmente, el costo iba a ser considerablemente más alto.

Así las cosas, en la actualidad el beneficio del gas natural alcanza a un universo de 18 mil usuarios, la mayoría instalados en Capital y los departamentos del Valle Central. Esto representa apenas el 20% de la población total de Catamarca.

El resto debe procurarse la forma de cocinar y generar calor con garrafas de gas envasado, leña o carbón.

Hasta ayer, al cierre de esta edición, ni desde la empresa ECOGAS, distribuidora de gas para Córdoba, La Rioja y Catamarca, ni del ENARGAS, se había ofrecido una respuesta frente al tema.

Comentá la nota