Harían un acueducto para llevar agua del Paraná al norte santafesino y Córdoba

Financiará el Consejo Federal de Inversiones.
Los gobernadores de Santa Fe, Hermes Binner, y de Córdoba, Juan Carlos Schiaretti, dialogaron con la prensa en Malasia, donde mantuvieron distintos encuentros en el marco de la misión comercial que llevan adelante en el sudeste asiático las provincias de la Región Centro y el Consejo Federal de Inversiones

Binner explicó que "Santa Fe tiene una zona que corresponde a la Pampa Húmeda y otra zona chaqueña, y ahí también hay que pensar en llevar acueductos desde el Paraná, que es el río más caudaloso de toda la región".

"Pensando en resolver el problema de la sequía que nos aqueja hoy y de las que pueden venir, producto de este cambio climático que nadie sabe cuál es su alcance ni cómo terminará, creemos que es importante recurrir al río Paraná como fuente de agua, no solamente para Santa Fe sino también para la provincia de Córdoba", explicó Binner.

Por su parte, el gobernador de Córdoba expresó su satisfacción por la posibilidad de concretar esta obra: "Es una muy buena noticia; esperamos que en 120 ó 150 días podamos terminar el proyecto que financiará el Consejo Federal de Inversiones", dijo.

"Esto puede resolvernos la provisión de agua en el siglo 21. Si Dios quiere, antes de que terminemos nuestros respectivos mandatos podremos dar inicio a esa obra", estimó.

Ambas provincias estudiarán ahora las mejores opciones técnicas para llevar adelante el proyecto y definir la futura traza, para abastecer a poblaciones santafesinas y cordobesas que hoy no cuentan con agua para consumo humano en cantidad y calidad suficientes.

El Concejo Federal de Inversiones podría financiar este proyecto. El tema fue ampliamente conversado hoy durante la misión de la Región Centro a Malasia y Singapur, y según revelaron los gobernadores existe voluntad de parte del organismo nacional en apoyar el proyecto, que después debería buscar financiamiento internacional.

Las obras se complementarían con los trabajos de canalización para llevar a los campos agua desde el Río Dulce, un proyecto que completaría la estrategia de mejorar las condiciones de zonas improductivas en relación a los suelos de la Pampa Húmeda.

En diálogo con La Capital, y en un hueco de su agenda de la Misión de la Región Centro a Malasia y Singapur, el gobernador Hermes Binner lo explicó en estos términos: "La FAO nos dice que en el 2050 van a hacer falta el doble de los cereales que consume la humanidad. De 3.500 millones a 7 mil millones. Nosotros tenemos posibilidades reales de llegar a cien millones de toneladas, y si dedicamos esfuerzos a incorporar tierras con las condiciones necesarias para el desarrollo de la agricultura podemos llegar rápidamente a las 350 millones de toneladas".

Esto, sin embargo, depende de varios factores, como las nuevas investigaciones en la generación de nuevas semillas, la siembra de precisión y, sobre todo, la posibilidad de llevar agua a tierras para mejorar sus condiciones de productividad.

"Vemos que toda la región centro norte de Santa Fe sigue teniendo el grave problema del agua, que es la prioridad número uno. Y si hay una demanda que no estaba prevista en el presupuesto y que ya lleva más de 150 millones de pesos invertidos es llevar agua a los animales para que no se mueran", dijo Binner.

La región vive el paradójico fenómeno de sufrir el peligro de grandes inundaciones por la crecida del Paraná y, por el otro, el de tener grandes extensiones de territorio afectadas por la sequía. Frente a esta realidad, incorporar a la región chaqueña a mejores condiciones que puedan asemejarla a la pampeana depende de que se la pueda abastecer de agua. "La provincia estudia este tema como prioritario", afirmó Binner.

La otra novedad es que el CFI también mostró interés en apoyar el proyecto, un interés que podría materializarse en la financiación del estudio de factibilidad.

El gobernador santafesino se refirió también a una serie de obras paralelas que contribuirían a este objetivo. Se trata del aprovechamiento del río Dulce, en Santiago del Estero. "Es un río que tiene agua de alta calidad pero que muere en la Laguna de Mar Chiquita, con lo cual pierde un potencial extraordinario", dijo el mandatario santafesino, y reveló que las universidades nacionales de ambas provincias están estudiando, merced a un convenio interprovincial, la factibilidad de realizar una obra para el aprovechamiento productivo de ese curso.

"Nuestra preocupación está en el agua. Si la compartimos con Santiago del estero y con Córdoba a través del norte santafesino, podemos aspirar a tener una respuesta concreta para incorporar tierras productivas".

Comentá la nota