Harán una investigación sobre violencia de género en Salta

El estudio se realizará con fondos de España y servirá para delinear políticas de contención en el futuro.
Durante un año, se hará un relevamiento que tendrá por objetivo determinar exactamente cuántos casos de violencia de género se registran en comisarías, hospitales, juzgados y centros de asistencia de la provincia. La investigación se realizará con el aporte económico de la Agencia Española de Cooperación Internacional y el objetivo es que el Estado tenga información para responder a esta problemática.

El sondeo se realizará en Salta y Misiones durante 2009 a modo de experiencia piloto pero luego se replicaría en otras provincias.

Trabajarán para desarrollar el proyecto la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el Consejo Nacional de la Mujer, el Gobierno de la Provincia y el Poder Judicial de Salta.

El proyecto se presentó en la Casa de la Cultura con la presencia de representantes de los organismos que forman parte de la iniciativa.

Si bien no se manifestó oficialmente, la elección de Salta como una de las provincias donde se realizará este trabajo tendría que ver con la escalada de denuncias sobre agresiones en el hogar que se registró en los últimos años.

"Hoy sabemos que hay mujeres que recurren a la Policía, otras a los centros de salud y otras a la Justicia. Toda esta información está desarticulada. El desafío es conectarla para hacer un diagnóstico integral", dijo a El Tribuno la Silvia Casiró, directora de Asistencia Técnica del Consejo Nacional de la Mujer.

"Esto servirá para saber por primera vez dónde estamos parados y para que la Provincia pueda delinear cómo resolver el problema".

Según se difundió, Argentina debe contar con estadísticas unificadas sobre el tema porque es uno de los requisitos de la convención sobre la eliminación de toda forma de discriminación, a la que el país adhirió en la década del `80.

La encargada de la oficina de violencia familiar de la Corte de Justicia, Analía Monferrer, explicó que "unificar los datos estadísticos permitirá saber quiénes son las personas que denuncian o aparecen como agresoras y qué porcentaje de niños y niñas son afectados".

Monferrer también destacó la importancia del trabajo "para saber qué tipo de violencia es más frecuente: psíquica, física, sexual o económica".

También se relevará qué recursos existen para la atención o prevención de agresiones de género en los distintos ámbitos y se hará una encuesta para determinar qué grado de conocimiento tienen las víctimas que recurren a la Justicia sobre la legislación que las protege.

La Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo tiene como uno de sus objetivos velar por el cumplimiento de los tratados internacionales de derechos humanos.

Si bien no se difundieron montos, se aseguró que el país Europeo pondrá "todos los fondos necesarios" para contratar a los especialistas encargados de hacer la investigación. Los recursos deberán complementarse con aportes del Gobierno

de la Provincia.

Asistieron al lanzamiento del trabajo la vicepresidenta de la Corte de Justicia, Cristina Garros Martínez, el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, el ministro de Desarrollo Humano,

Claudio Mastrandrea y la delegada del INADI en Salta, Verónica Spaventa, entre otras autoridades.

"Tiene que ver con la cultura"

La encargada de la oficina de violencia familiar de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Analía Monferrer, dijo ayer que la violencia de género"está asociada con un sistema estructural en el cual hay preeminencia de un sexo sobre otro" en la presentación de un proyecto para investigar la problemática en Salta.

"Si uno observa en cualquier ámbito quiénes ocupan más los espacios de poder y los puestos de trabajo percibe rápidamente cuál es la situación", definió Monferrer.

La directora de asistencia técnica del Consejo Nacional de la Mujer, Silvia Casiró, manifestó también que la agresión en la pareja "puede tener que ver con la cultura de algunas provincias donde el hombre tiene una posición de dominación".

"Además incide la naturalización del problema y el que muchas mujeres no puedan darse cuenta de que son dueñas de su cuerpo, su sexualidad y sus decisiones", describió Casiró.

Monferrer también enfatizó en que el problema se produce en todas las clases. "No importa el segmento social, el nivel de instrucción o el barrio al que una pertenezca. En realidad, en sectores considerados acomodados también hay episodios de agresión. Es algo que atraviesa todos los sectores", señaló Monferrer.

Comentá la nota