¿Qué hará Lutz con las finanzas municipales?

Contención del gasto y búsqueda de un aumento en los ingresos para reducir el déficit operativo. Incorporación de parte del stock de deuda –que supera los 12 millones de pesos- al Programa de Financiamiento Ordenado (PFO) de Nación. Reestructuración presupuestaria, reduciendo los sobreestimados ingresos. Son algunos de los puntos que Federico Lutz impulsará desde mañana cuando asuma al frente de la Secretaría de Economía.
El primer análisis que realizó Federico Lutz sobre las cuentas municipales no le permite ser optimista. Los números no cierran: el déficit operativo mensual (ingresos genuinos contra egresos, sin medir aportes con destino específico, financiación, ni el impacto negativo del pago de la deuda municipal) se agranda mes a mes; la deuda exigible en el corto plazo presiona sobre la disponibilidad de fondos; los ingresos por recaudación propia están sobreestimados en el Presupuesto 2009.

Las medidas de contención anunciadas por el intendente Marcelo Cascón -reducción del 20 por ciento de los salarios políticos y reducción de cargos y figuras fuera del organigrama-, tiene un impacto acotado en relación al déficit mensual que ya sufre el municipio. Por eso, al margen de los anuncios de Cascón que incluyeron también medidas para intentar aumentar la recaudación, y con este escenario, el abogado impulsará una batería de acciones para, por un lado, contener el gasto, incrementar ingresos, y refinanciar la deuda con el acompañamiento de Nación.

Este último punto es uno de los más complejos. El gobierno nacional puso en marcha el Programa de Financiamiento Ordenado (PFO) que permite a las provincias refinanciar parte de sus deudas (con vencimiento más próximos), bajo la exigencia de cumplimiento de pautas de control del gasto.

Lutz anticipó a ANB que “existe una instancia del PFO para los municipios”, y consideró que un acuerdo de este tipo “permitiría al municipio reprogramar vencimientos de la deuda”.

Hoy, la presión de ese pasivo no impacta en el déficit primario, pero la falta de cumplimiento incrementa la deuda y achica los plazos de exigibilidad.

“Las provincias tienen esa línea de crédito abierta, pero los municipios tienen que salir a buscarla”, señaló Lutz

De hecho, la provincia suscribió a principio de febrero su nueva adhesión al programa de este año (ahora denominado Plan de Asistencia Financiera, PAF), por un monto total de 280 millones de pesos, que cubren casi la totalidad de los 300 millones de la deuda que vencen en 2009.

Este mecanismo –previsto en la ley de responsabilidad fiscal- permitió a las provincias disponer de dinero a cambio del cumplimiento de determinadas metas fiscales.

Ahora Lutz piensa en un esquema similar para los pasivos del municipio.

¿Qué exigencias se desprenderán de ese acuerdo? Fundamentalmente el ordenamiento administrativo y la contención del gasto, eliminando el déficit operativo.

En ese marco, en el gabinete preocupa la posible presión que ejerza el SOYEM para obtener mejoras salariales durante 2009, y ya se analizan mecanismos para encorsetar ese reclamo.

Además, el acceso al PFO implica la “consolidación de la deuda”, es decir un análisis pormenorizado de la génesis de ese pasivo que hoy supera los 12 millones de pesos, así como establecer un cronograma claro de exigibilidad de pago.

En tanto, Lutz indicó a ANB que presentará al Intendente un proyecto de reestructuración del Presupuesto 2009, que relacione el gasto con “los ingresos que realmente tendrá el municipio”. Es decir que el nuevo secretario de Economía –tal como señaló en sus críticas al Presupuesto durante la Audiencia Pública correspondiente- atacará los sobreestimados ingresos, y dejará a Marcelo Cascón la definición política sobre qué programas no se ejecutan, o dónde se recorta el gasto.

El abogado radical no incorporará, inicialmente, “estructura propia” a la secretaría de Economía, según indicó a este medio, para “predicar con el ejemplo”. “No se puede seguir aumentando al estructura estatal”, dijo, y agregó que manejará el área con el gabinete y la estructura administrativa actual. (ANB)

Comentá la nota