Se hará la audiencia pública en Ñirihuau una vez que YPF-Pluspetrol presente el proyecto de exploración y el estudio de impacto ambiental

El titular del CODEMA, Oscar Echeverría, confirmó el compromiso con la comunidad y el intendente de San Carlos de Bariloche, Marcelo Cascón, de realizar una audiencia pública por el tema de la exploración y eventual explotación petrolera en la zona de Ñirihuau.
No obstante, señaló a la agencia APP que no se puede llevar adelante una audiencia pública por algo tan general como la actividad petrolera, sino que se concretará una vez que la empresa YPF-Pluspetrol presente el proyecto de exploración, la metodología que utilizará, y el estudio de impacto ambiental. Por su parte, la secretaria de Minería e Hidrocarburos, Tamara Pérez Balda, informó que en el área en cuestión “hubo permisos en el año 1916, en el año ’40 y en el ’80”, otorgados sin intervención de la provincia, pero “en esa época no se tomaban los recaudos medioambientales que sí se toman ahora”.

Señaló Echeverría que “una audiencia pública se realiza sobre un documento base, cuando uno va a realizar una acción, y la acción no puede ser tan general como la actividad petrolera”.

Indicó que “para hacer una audiencia pública, la empresa tiene que decir qué va hacer para explorar, puede hacer prospección satelital, puede hacer sísmica 3D, sísmica 2D, y esto tiene su forma y sus lugares de hacerlo. Por eso una vez que tengamos el proyecto de exploración y el estudio de impacto ambiental, para aceptarlo o rechazarlo tenemos que hacer una audiencia pública”.

Por su parte, la secretaria de Minería e Hidrocarburos, Tamara Pérez Balda, señaló sobre el reclamo medioambiental que “hay desconocimiento”, pero “para la gente que vive en Ñorquinco y Pilcaniyeu, que es donde está esta área de exploración, quedó en claro que es más un beneficio que un perjuicio”.

Informó que “hay dos estudios de impacto ambiental hechos por parte nuestra, el CODEMA y el Departamento Provincial de Aguas. Uno de los reclamos es que la empresa presente un estudio de impacto ambiental. La empresa no puede empezar a desarrollar actividad exploratoria hasta que no se firma el contrato, pero en esta etapa intermedia, entre la firma del decreto y firma del contrato, sí puede hacer otras tareas. Una de ellas es la mensura del área y otra es el estudio de impacto ambiental”. En forma posterior se realizará la audiencia pública “para despejar las dudas”.

Sobre la preocupación de los vecinos del lugar, informó a la agencia APP que “varias veces nos constituímos en el lugar, les informamos. Para la gente que vive en Ñorquinco y Pilcaniyeu, que es donde está éste área, quedó en claro que es más un beneficio que un perjuicio”.

Recordó además que “en esta área se viene trabajando desde el año 1916. Lo único que ha cambiado es la contraparte. Antes la contraparte era el gobierno nacional, ahora es la provincia. En los años anteriores no hubo objeciones. Sí hubo cuestionamientos de parte nuestra, de la provincia, en el 2005, lo que desembocó en la declaración de caducidad del permiso que Nación había otorgado en su momento a una empresa”.

Dijo al respecto que “hubo permisos en el año 1916, en el año ’40 y en el ’80; en esa época no se tomaban los recaudos medioambientales que sí se toman ahora”. (APP)

Comentá la nota