Haneck preocupada por la actual situación del Ipross reclama medidas inmediatas

"Nadie puede estar hoy sin obra social, sobre todo si tenemos en cuenta que el sistema de salud pública, también está quebrado" dijo la Legisladora Irma Haneck, en relación a los problemas financieros que generan interrupción de coberturas a los afiliados del Ipross. La obra social pública le adeuda sólo a la Federación Médica más de 11 millones.
La Legisladora del partido Sur, Irma Haneck, presentó un pedido de informes para recibir precisiones sobre las medidas que tiene en carpeta el Ipross para resolver la crítica situación que la aqueja.

Haneck conoce en detalle el sistema de salud de la provincia de Río Negro por haberse desempeñado en el Hospital Zonal, además de haber conformado comisiones del área tanto en el Deliberante local como actualmente en la legislatura.

De acuerdo a la información que obtuvo el bloque, el Ipross mantendría una deuda cercana a los 11 millones de pesos "sólo con la Federación Médica, entidad que agrupa a los médicos de la provincia".

Esa cifra no incluye la deuda que se registra con otros prestadores de la salud, lo que hace que la situación sea "extremadamente grave".

"Producto de la mala administración y de los inconvenientes económico financieros, cada semana que transcurre los afiliados se encuentran con nuevos servicios suspendidos, poniendo incluso en riesgo la salud de cada uno de ellos" relató la parlamentaria.

El pedido de informes sostiene que "teniendo en cuenta que la entidad es la exclusiva prestadora de servicios de salud para la totalidad de los empleados públicos de Río Negro (contando en consecuencia con un universo de afiliados cautivos), a los que regularmente se le descuentan los aportes correspondientes, y que sumado a ello el organismo recibe los aportes que efectúa el Tesoro provincial, resulta desde todo punto de vista inadmisible la situación de desprotección en salud que existe, al tratarse de un derecho esencial que el gobierno provincial debe garantizar".

Teniendo en cuenta la suspensión de los servicios de salud que el Ipross debería prestar y ante la imposibilidad de muchos de los afiliados de poder afrontar esas coberturas en centros asistenciales privados, la única opción que les queda es acudir al sistema público de salud.

Haneck, en ese sentido, dijo que " no es necesario detallar el estado de crisis que atraviesa el sistema de salud en Río Negro, ya que los hospitales carecen de los recursos necesarios para cumplir su misión primigenia y que, al recibir semejante sobrecarga en la demanda de sus servicios, necesariamente colapsan, sin posibilidades de cumplir siquiera con las prestaciones básicas".

Por último la Legisladora solicitó que a la brevedad, el organismo informe sobre las medidas y previsiones que está analizando para poder solucionar los inconvenientes descriptos y regularizar en forma inmediata los servicios de salud que el Ipross debe prestar.

Comentá la nota