Hammar: "Soy un juninense que no olvida su terruño"

Fernando Hammar nació frente al Colegio Nacional, cerca del Molino Tassara. Su padre fue, al igual que su abuelo, eran empleado del ferrocarril y, precisamente por esa razón, fueron trasladados a San Juan cuando él tenia muy pocos años. Aquí sólo hizo el jardín de infantes, pero tiene algunos dulces recuerdos y lleva su lugar natal siempre en el corazón.
En un ameno diálogo con La Verdad, contó que "es realmente una emoción muy linda que alguien de mi Junín se conecte conmigo, es más, creo que es la primera vez ya que no creo conocer ya a nadie, salvo los que fueron mis compañeritos de jardín. Por ser hijo de ferroviario, a mi padre lo trasladaron, en aquellos años, primero a Retiro y luego a San Juan y allí crecí. De Junín recuerdo que viví a la vuelta de un molino que se llamaba Tassara, en la calle Almafuerte, frente al Colegio Nacional. También recuerdo los paseos a la Laguna de Gómez y otra que, creo, se llamaba El Carpincho".

La vida en San Juan

Sobre cómo fue su vida en aquella ciudad, expresó que "sigo en San Juan, una tierra hermosa, aunque bastante desértica, tenemos montañas. Aquí se me fue despertando mi vocación por la música, empecé a componer y a presentarme en algunos sitios. Hace más de 20 años llegó a San Juan un cantor de tangos, ya fallecido, Enrique Dumas, que me contrató para ir a Mar del Plata por 5 días y no paré durante 15 años. La música me dio mucho: en Centroamérica compartí escenario con algunos conocidos como Alberto Cortez; en Buenos Aires, en el Luna Park, con Víctor Heredia; pero mi fuerte era la zona de Colombia y Venezuela, llegué a tener un show por TV. Un día hice click y me di cuenta que llevaba casi 16 años sin disfrutar de mis viejos, que ya estaban viejos, y decidí volver, y de paso estudiar la carrera que había descubierto me apasionaba: Psicología. En la actualidad soy el responsable de la Salud Mental, de una institución estatal, y realmente disfruto cuando veo a alguien mejorar".

Vuelta a la música

"Hace tiempo, unos 2 años, decidí volver a la música, últimamente ya he registrado más de 30 canciones en Sadaic y ya estamos con los músicos que me acompañan en algunas presentaciones, y yo feliz. Me presento en teatros y Centros de Cultura, ya que lo mío es poesía musicalizada, de mi autoría y poetas universales. Estoy felizmente casado, con una docente, y tengo un hijo, que se lo ve feliz y ya termina su carrera de medico", manifestó y se animó a confesar que "una vez, hace tiempo, tuve la fantasía de volver a Junín, a cantar, después, la vida me fue llevando por otros rumbos, y no se dio, una lástima porque soy juninense, que no olvida su terruño".

Todos aquellos que quieran comunicarse con Fernando Hammar puede escribirle al correo electrónico fernando_hammar@hotmail.com

Comentá la nota