Hamilton, el regreso del campeón.

El británico ganó tras diez fechas sin éxitos para McLaren; Ferrari, con su único piloto en la pista, Raikkonen, fue 2°, y Webber, 3°; Button, el líder del torneo, llegó 7°.
Después de 10 carreras sin victorias para McLaren-Mercedes, el campeón mundial, Lewis Hamilton, regresó a la senda victoriosa, al imponerse en el Gran Premio de Hungría, décima fecha del campeonato mundial de Fórmula 1. Pero no sólo fue el mejor desempeño del piloto británico en la temporada actual. También otro piloto que supo ganar la corona, el finlandés Kimi Raikkonen, con la única Ferrari que salió a la pista (tras el terrible accidente de Felipe Massa anteayer, al pegar un resorte en su cabeza cuando transitaba a 230 km/h), logró el segundo puesto, en la que fue su mejor performance del año.

La ubicación de Raikkonen debió ser revisada por los comisarios deportivos tras chocar con el Red Bull de Sebastian Vettel al comienzo de la competencia.

En tanto, el australiano Mark Webber llegó en tercera posición con su Red Bull y trepó al segundo puesto en el campeonato de pilotos, a 18,5 puntos del líder Jenson Button y a falta de siete carreras. Vettel, que marchaba segundo en el torneo, debió abandonar.

El inglés Button, que largó octavo con un Brawn GP, vivió una tarde frustrante bajo el calor del circuito de Hungaroring al finalizar en la séptima posición tras no poder obtener el mejor rendimiento de los neumáticos de su coche.

La desdicha del puntero del torneo sólo fue aliviada por el abandono de Vettel, que hasta esta carrera era su principal rival en la lucha por el título, y por el hecho de que los dos primeros escalones del podio fueron ocupados por corredores que ya habían quedado fuera de la disputa tiempo atrás.

La victoria de Hamilton, que finalizó 11s5/10 antes que Raikkonen, fue la primera desde la conseguida en China en octubre de 2008, y la décima de su carrera. Además, fue el primer podio de esta temporada para McLaren.

"Gran trabajo, muchachos", dijo por radio Hamilton, de 24 años, una vez que cruzó la bandera a cuadros. "Es muy lindo manejar este auto, fantástico. Ustedes trabajaron muy duro y estoy contento de que hayamos podido lograrlo", agregó.

El director de McLaren, Martin Whitmarsh, se unió al campeón del mundo durante los festejos con champaña en el podio, en el que fue su primer triunfo como nuevo jefe de la escudería británica.

En una nota al pie para estadistas, el éxito de Hamilton significó además el primero de un monoplaza equipado con el nuevo sistema de ahorro de energía KERS.

"Es algo increíble volver a estar aquí luego de tanto tiempo", admitió el piloto inglés. "Habíamos mejorado un poco, pero nunca creímos realmente que teníamos el ritmo para ganar. Haberlo hecho es espectacular", añadió.

Por otra parte, el alemán Nico Rosberg llegó en el cuarto lugar con un Williams, delante del McLaren del finlandés Heikki Kovalainen y el Toyota del también teutón Timo Glock, sorpresivo vencedor en Budapest el año pasado.

El italiano Jarno Trulli se adueñó del último punto en juego para Toyota al arribar octavo.

En tanto, el doble campeón mundial Fernando Alonso, quien largó desde la pole position , pudo completar apenas 17 giros antes de retirarse tras ingresar a boxes con una rueda menos.

"Tal vez pueda hablar por todos nosotros. Hoy fue un día triste por lo que le sucedió a Felipe. Lo extrañamos, le deseamos lo mejor y que tenga una recuperación rápida", expresó Hamilton tras la carrera. Un prolongado receso vivirá la Fórmula 1 desde ahora, por las vacaciones en Europa. La próxima fecha será el 23 de agosto, en Valencia, el GP de Europa.

El debut del más joven

"Pasó todo muy rápido, ni me di cuenta. Seguramente tendré conciencia de todo esto dentro de algunos días, cuando me aleje de esta vivencia, y me daré cuenta de lo que significó esta llegada a la Fórmula 1", comentó el catalán Jaime Alguersuari, que ayer debutó en la Fórmula 1 y se transformó en el piloto más joven de la historia de la máxima categoría. Con un Toro Rosso, arribó en el 15° lugar, delante de su compañero, el suizo Sebastian Buemi. Alguersuari tiene 19 años y 125 días; es 58 días más joven que el neozelandés Mike Thackwell, que corrió en 1980 en Canadá.

Comentá la nota