El hambre...

INDEPENDIENTE 0 - SAN LORENZO 1: La ambición de entrar a la Sudamericana fue el motor de la victoria del Ciclón, que lució algo mejor que en los últimos partidos pero aún debe engordar el juego.
La meta, triste y única, hace las veces de conejo colgando delante de un galgo lanzado a la pista. Motoriza a un equipo derrotado. Y ahí va, para llevarse puesto a un rival que recorre el mismo camino pero peor rumbeado. De la mano de un Solari que muestra en cada minuto que es el hombre que necesita el San Lorenzo versión Simeone que se verá el próximo semestre. Empujado por la sangre joven de Sebastián González y Axel Juárez. Pero no más de eso...

Este San Lorenzo, el que más goles de cabeza recibió en el torneo, sigue penando de arriba e Independiente pudo haberlo lastimado. Ese ítem no mostró mejoría, pese a que el Cholo enfatizó el trabajo para que se vea un progreso. Sin embargo, entre la mediocridad hecha fútbol en el Duco, fue San Lorenzo el que tuvo mejores intenciones. Cualquiera diría que es fácil que eso suceda cuando tenés a un Solari radiante en tu equipo, pero fueron las bajas de dos titulares las que le permitieron al Ciclón amigarse un poco con la pelota: sin Bergessio, suspendido, y con Chaco Torres en el banco, Simeone se aferró, como lo viene haciendo desde que asumió, al piberío. Así fue que Sebi González mostró chispazos del gran enlace que puede llegar a ser, aunque Juárez le quitó protagonismo y hasta plantó un mojón: fue más ofensivo que el Chaco y siempre fue opción para asociarse criteriosamente con los atacantes. Ese empuje le bastó a San Lorenzo para adueñarse de la historia. La frutilla del postre nació en esa puñalada lanzada por Aureliano (regresado luego de que Voboril quedara expuesto en el gol de Huracán), seguida del gran pique de Solari y de la definición de Silvera. Ahí se acomodó San Lorenzo. Podría haber goleado, pero el Cuqui sacó a relucir su panza llena, desperdiciando dos chances claras. Ahí está el tema: sin hambre, este equipo no funciona. El Cholo deberá acertar el plan nutricional.

Comentá la nota