Hamas ofrece tregua de un año si Israel se retira de Gaza en una semana

Las fuerzas israelíes se internaron en el centro de Gaza y dieron muerte a un importante líder de Hamas, en lo que puede ser una presión final hacia el grupo islamista antes de acceder a un cese al fuego en la guerra que ya lleva 20 días.
Fuentes diplomáticas dijeron que los líderes israelíes estaban evaluando los términos de Hamas para llegar a una tregua.

El grupo islamista incluyó una propuesta de cese al fuego de un año, el retiro de todas las fuerzas israelíes en los próximos 5 a 7 días y la inmediata apertura de los cruces fronterizos, apoyados por garantías internacionales que aseguren que permanecerán transitables.

En Jerusalén, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que el trabajo de detalles técnicos de un acuerdo de cese al fuego en la Franja de Gaza podría tomar algunos días más, pero pidió a Israel y a Hamas detener los enfrentamientos inmediatamente.

"Puede tomar algunos días más para pactar algunos temas técnicos", agregó a periodistas luego de una serie de reuniones con líderes israelíes.

Ban afirmó que era "razonablemente optimista" respecto de que los israelíes decidieran aceptar un cese al fuego, pero urgió tanto a Israel como a Hamas "detener los combates ahora".

En un paso para acercar el acuerdo, Estados Unidos dijo a Israel que estará preparado para ofrecer garantías de seguridad.

La cifra de muertos palestinos en la ofensiva por tierra y aire ascendió a al menos 1.095 personas y habían más de 5.000 heridos, según el Ministerio de Salud de Gaza, controlado por Hamas. Un grupo de derechos humanos palestino afirmó que 670 de los muertos eran civiles.

Del lado israelí ha habido 13 muertes, 10 de soldados y tres de civiles, que fallecieron por cohetes disparados por Hamas desde que Israel lazó una campaña militar el 27 de diciembre.

En Damasco, el líder exiliado de Hamas, Khaled Meshaal, reiteró las demandas de su grupo para una tregua con Israel en la Franja de Gaza, diciendo que el acuerdo de cese al fuego no se había alcanzado.

"Primero, la agresión debe detenerse; segundo, las fuerzas israelíes deben retirarse de Gaza (...) inmediatamente, por supuesto; tercero, el sitio debe ser levantado y cuarto, queremos que todos los cruces fronterizos (en Gaza) sean reabiertos, el primero de ellos, Rafah (Egipto)", expresó.

Un ataque aéreo israelí a una casa en el campo de refugiados de Jabalya dio muerte al ministro de Interior de Hamas, Saeed Seyyam, a su hijo, su hermano y otra media docena de personas, dijeron trabajadores médicos. Seyyam tenía a su cargo a 13.00 efectivos de seguridad y de policía de Hamas.

Al menos 15 palestinos murieron en ataques israelíes en la ciudad de Gaza durante el día, dijeron fuentes médicas.

Los ataques israelíes también impactaron un complejo de Naciones Unidas, un hospital y un edificio perteneciente a un canal de televisión.

La oficina del primer ministro israelí, Ehud Olmert, dijo que la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, le dijo al funcionario por teléfono que Washington firmará un acuerdo sobre medidas para evitar el rearme de Hamas por medio del contrabando con Egipto luego del cese al fuego.

"La secretaria de Estado expresó que Estados Unidos estará preparado para ayudar a resolver el tema del contrabando", indicó a través de un comunicado.

Israel insiste en que Hamas no debe ser capaz de rearmarse por el contrabando a través de los túneles bajo la frontera entre Egipto y la Franja de Gaza y debe finalizar los ataques de cohetes en las ciudades ubicadas en el sur de Israel.

La agencia de ayuda a los palestinos de Naciones Unidas UNRWA dijo que su complejo, donde hasta 700 palestinos estaban siendo refugiados, fue impactado dos veces por fuego israelí y tres miembros de su personal resultaron heridos. Un densa columna de humo ascendía desde su depósito de comida y combustible.

Más tarde, en una reunión con Ban, el primer ministro Ehud Olmert se disculpó pero dijo que el bombardeo fue en respuesta a fuego de hombres armados palestinos en el complejo.

"Es absolutamente cierto que fuimos atacados desde ese lugar", dijo Olmert.

En Ginebra, un portavoz de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Sociedad de Medias Lunas Rojas dijo que el hospital al-Quds fue impactado por los ataques.

No se reportaron heridos en el hospital, pero las oficinas administrativas se incendiaron y los pacientes se movieron al primer piso, buscando seguridad.

Un cohete impactó la Torre Al-Shurouq, donde están ubicadas las oficinas de Reuters y otros medios.

Comentá la nota