Hamás se niega a entregar a soldado israelí

Se trata de Gilad Shalit, el joven que la organización palestina capturó a mediados de 2006, durante una incursión de Tel Aviv en ese territorio.
El grupo Hamas descartó que la liberación del soldado israelí Gilad Shalit figure entre los temas de la negociación que lleva adelante Egipto con grupos palestinos e Israel.

"Hamas no permitirá la instrumentación del problema de Shalit en las negociaciones sobre la tregua y la eliminación del bloque de la Franja de Gaza", dijo el portavoz del grupo en El Cairo, Ayman Taha.

Según el portavoz, la cuestión "está separada y está inserta en el marco del intercambio de prisioneros" con Israel. El soldado israelí Gilad Shalit fue capturado por Hamas en junio de 2006.

El tema del soldado Shalit fue llevado a las discusiones por el enviado israelí a El Cairo, Amos Gilad.

Las negociaciones tienen lugar tras la operación israelí "Plomo Fundido", que duró 22 días desde que fue lanzada el 27 de diciembre, y que causó unos 1.330 palestinos muertos y miles de heridos.

Al mismo tiempo, la Comisión Europea estableció 58 millones de euros en ayudas humanitarias para la población palestina, informó el comisionado de la ONU para Ayudas Humanitarias, Louis Michel.

Alrededor de 32 millones de euros servirán para afrontar "la dramática situación humanitaria en Gaza", 20 millones para asistir a la población en Cisjordania y 6 millones serán para los refugiados palestinos en el Líbano.

"Ver la situación catastrófica de Gaza con mis ojos me demostró la urgencia de aumentar la acción humanitaria; la población civil está afrontando un sufrimiento sin precedentes y las ayudas son vitales para su supervivencia", dijo hoy Michel.

Por otro lado, el líder del bloque de derecha israelí Likud, Benyamin Netanyahu, le aseguró al emisario del "Cuarteto" (Onu, Ue, Estados Unidos y Rusia), Tony Blair, que no ordenará la construcción de nuevas colonias judías en los Territorios en caso de ser elegido primer ministro tras las elecciones del 10 de febrero próximo.

Netanyahu precisó que no podría ordenar un congelamiento de los proyectos en los asentamientos ya existentes, ya que hay que tener en cuenta el crecimiento demográfico en las colonias.

El líder del Likud le reiteró a Blair que si su partido resulta vencedor en las elecciones de febrero próximo, se ocupará "con gran intensidad" de la cuestión palestina.

Comentá la nota