Hamas llamó a golpear a Israel en todo el mundo.

Masivas protestas en varios países árabes.
CIUDAD DE GAZA.- Tras siete días de bombardeos ininterrumpidos y como parte de lo que Hamas dio en llamar "el día de ira" contra Israel, miles de personas de manifestaron ayer en distintos lugares del mundo contra la ofensiva del Estado judío en Gaza, donde tres niños de una misma familia perecieron ayer por los ataques.

Las protestas antiisraelíes, que convocaron a decenas de miles de manifestantes, se produjeron en Cisjordania, Gaza y Jerusalén del Este, pero se extendieron también a Turquía, Indonesia, Bulgaria, Irán, Australia, Afganistán, Egipto, Libia, el Líbano y Filipinas. El "día de ira" fue decretado por Hamas tras la muerte anteayer en Gaza de uno de sus líderes, Nizar Rayyan, en un ataque aéreo que también les costó la vida a varias de sus esposas y a varios (podrían ser hasta 8) de sus 12 hijos.

"Tras el último crimen [el asesinato de Rayyan] todas las opciones se mantienen abiertas para contrarrestar esta agresión, incluidas las operaciones de mártires [atentados suicidas] contra los objetivos sionistas en todas partes", afirma un comunicado emitido por Hamas ayer.

En el Jerusalén del Este ocupado, donde la policía israelí desplegó importantes refuerzos y limitó el acceso a la Explanada de las Mezquitas, unos 3000 fieles oraron sin incidentes.

En algunos barrios de Jerusalén, sin embargo, algunos palestinos lanzaron piedras y se enfrentaron con la policía israelí tras finalizar los rezos. En Ramallah, sede de la Autoridad Palestina, miles de manifestantes rodeados por un importante dispositivo de seguridad marcharon tras la gran oración de ayer.

"Estamos dispuestos a sacrificar nuestra alma y nuestra sangre por Gaza", gritaban los manifestantes mientras agitaban banderas palestinas y de Al-Fatah, el partido moderado del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, así como algunas del grupo extremista Hamas.

En el sur de Cisjordania, hubo manifestaciones en Belén, y unos mil manifestantes en Hebrón fueron dispersados a bastonazos y con disparos al aire de la policía palestina tras lanzar piedras a las fuerzas del orden, según testigos.

En Estambul, Turquía, se congregaron unas 5000 personas. En Yakarta, Indonesia, una marcha similar convocó a más de 10.000 personas. En Sofía, Bulgaria, la protesta contra Israel congregó a unas 1000, y en Sydney, Australia, a 5000. En Beirut, capital del Líbano, manifestantes acudieron con ataúdes cubiertos de tela negra ante la embajada de ese país. En Trípoli, airados manifestantes lanzaron piedras contra varios comercios.

Comentá la nota