Hallan en Rosario pruebas contra Jaime por la compra de un lujoso yate

La buena vida del ahora ex funcionario. A Ricardo Jaime se le atribuye tener un yate modelo Altamar 64, que actualmente estaría anclado en las costas de Angra Dos Rei (Brasil).
La Justicia allanó el pasado fin de semana un astillero en la localidad bonaerense de San Fernando y oficinas de esa empresa en Rosario, donde se secuestró importante documentación de una operación comercial relacionada con un yate valuado en 1,4 millón de dólares, que habría sido adquirido por el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, en el marco de la investigación por enriquecimiento ilícito seguida contra el ex funcionario por el juez federal Norberto Oyarbide, quien confirmó los procedimientos a LaCapital.com.ar

"Sí por supuesto, fue durante el fin de semana, lo primero que se hizo fue en San Fernando y allí obtuvimos el dato de las oficinas de calle Virasoro 2125, en Rosario", explicó Oyarbide, a este medio. "Allí hallamos una documentación muy interesante que acabamos de recibir en este momento y que está sujeta a análisis", aclaró el magistrado.

"Los procedimientos fueron negativos en provincia de Buenos Aires, pero positivos en Altamar Yacht SA en Rosario", concluyó el juez federal.

En los allanamientos realizados por personal de Gendarmería en las oficinas de la empresa que construye y comercializa los yates de lujo que suelen venderse a magnates extranjeros, se habría comprobado la venta de un yate similar al que se le atribuye tener a Jaime en Angra dos Reis, Brasil, modelo Altamar '64, embarcación que fue comprada por una sociedad que ahora se investiga si tiene algún tipo de relación con el ex secretario de Transporte kirchnerista.

Los Altamar 64 se construyen en San Fernando, pero los propietarios tienen sus oficinas en Rosario donde desde 2003 lanzaron esta línea de cruceros con material de primera línea y con las comodidades de una mansión: tienen baño en suite con jacuzzi, un dormitorio principal alfombrado con aire acondicionado, televisión y DVD, más dos cabinas con camas para los invitados y otra para la tripulación con su correspondiente baño. También queda espacio para un amplio living comedor con plasma y home theater, cocina con grandes mesadas y lavaplatos incluido más una terraza al aire libre.

El juzgado de Oyarbide fue tras estos barcos después de que se conociera que el abogado Enrique Piragini –un especialista en acusaciones mediáticas– estaba a punto de presentar una denuncia en Comodoro Py relatando en detalle la supuesta compra de Jaime. Según esta versión, el ex secretario de Transporte tendría amarrada la nave en Porto Alegre, un destino que suele elegir en sus viajes de placer. Allá vive su hermano, exiliado durante la dictadura. De hecho, Jaime tiene otra causa abierta en el juzgado de Claudio Bonadío donde persiguen la posible aceptación de dádivas a través del uso de jets privados para viajes de placer alquilados por empresas de transporte, a las que el ex funcionario debía controlar. La denuncia la hizo la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, y entre los circuitos favoritos de Jaime estaba Brasil.

Comentá la nota