Hallan planos del Teatro Colón en el depósito de una escuela

Son esquemas y dibujos de 117 años de antigüedad, que muestran el proyecto original
Una bolsa de nylon cubierta de polvo, y tirada junto a rollos de láminas viejas y pilas de libros amarillentos en un rincón del depósito de las Escuelas Raggio, en Nuñez, contenía una joya histórica: una veintena de planos auténticos del Teatro Colón de 117 años de antigüedad en un estado de conservación óptimo.

"Es un material de valor documental histórico casi único porque hay muy pocas copias de estos planos y todas las que conozco están en muy mal estado", dijo a LA NACION Gustavo Brandariz, profesor de arquitectura de la UBA, durante la presentación del hallazgo que hicieron los alumnos de las Escuelas Raggio que trabajan para el programa "Huellas de la escuela", que rescata el patrimonio documental de los colegios porteños.

En el acto realizado ayer en la Legislatura porteña, Brandariz, que además es asesor de la obra de restauración del Teatro Colón, agregó que estas copias pueden considerarse "fuentes primarias". Algunos de los planos muestran detalles que hoy no están construidos, lo que permite desandar el camino de las ideas que dieron forma al edificio de accidentada construcción. En cada copia se aprecia el sello del estudio Víctor Meano, el segundo de los tres arquitectos que intervinieron en los 18 años -entre 1890 y 1908-que duró la construcción del actual edificio. Francesco Tamburini, que inició la obra, murió cuando los muros alcanzaban la planta baja. Lo reemplazó Meano, que fue asesinado en 1904, y completó el edificio Jules Dormal.

"Cuando encontramos los planos, en noviembre pasado, no le dimos más importancia que la de una carpeta con planos antiguos", dijo Fernando Piaggi, profesor de Maquinarias de la escuela y fundador hace dos años, junto a Martín Acri, profesor de Historia, del museo y archivo del colegio. Además de los planos, se encontraron 50 cartas de Domingo Faustino Sarmiento, la bandera usada para la inauguración de la escuela en 1924 y una película sobre un día de clase, de 1922.

Marcela Pelanda, coordinadora del programa del Ministerio de Educación porteño que se está desarollando en otras cinco escuelas de la ciudad, informó que los planos hallados se editarán en un libro que se ofrecerá para el centenario del Teatro Colón. Además, dijo que quedarán "donde fueron encontrados porque la intención del programa es rescatar el lugar central que tuvieron y tienen las escuelas en la vida cultural del país".

¿Por qué esos planos estaban allí? Es una pregunta aún sin respuesta. "Se cree que pudieron haber sido parte del material didáctico usado en la escuela de Construcción", dijo Brandariz, y agregó: "Que hayan perdurado más de un siglo es poco frecuente y que estén en buen estado es casi un milagro".

Comentá la nota