HALLAN CONTACTOS DEL ESPÍA CIRO JAMES CON LA SECRETARIA DE GALLARDO

El análisis de las llamadas entrantes y salientes del teléfono celular del espía Ciro Gerardo James permitió establecer que además de un fluido contacto con el oficial de la Policía de Misiones Diego Gastón Guarda, realizó al menos tres llamados al celular de la secretaria del juez de Instrucción Horacio Enrique Gallardo, la doctora Mónica González. El dato ya está incorporado en el expediente que se tramita en el Juzgado Federal de Norberto Oyarbide.
Precisamente estos contactos personales habría motivado la citación a indagatoria de González, quien presentó un pedido de exención de prisión para no quedar detenida. El propio oficial Guarda habría reconocido ante la Justicia que fue en dos oportunidades con Ciro James hasta el Juzgado de Instrucción 1 y el espía porteño se entrevistó con la secretaria. El escaneo del celular del ahora detenido James habría permitido establecer que el policía mantuvo al menos tres conversaciones con González desde su celular al celular de la secretaria. Para Oyarbide está claro que había una relación de confianza entre ambos.

Por otra parte, los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados fueron citados para este viernes a las 10.00, aparentemente para analizar el pedido de destitución de los jueces de Instrucción Horacio Gallardo y José Luis Rey, que formuló el juez federal Norberto Oyarbide. El magistrado federal adelantó el lunes que había enviado a la provincia el pedido de jury para poder detenerlos e indagarlos en el marco de las escuchas ilegales que sufrieron el dirigente judío Sergio Burstein, el empresario Carlos Ávila y al menos otra media docena de personas.

Todas esas intervenciones telefónicas habían sido ordenadas por los jueces Rey y Gallardo en el marco de la investigación de dos homicidios y por pedido de los policías de la Dirección de Investigaciones y de la División Homicidios de la Policía de Misiones. Los agentes misioneros dijeron que los números les habían sido aportados por el ex comisario Ciro James, con quien mantenían un fluido contacto desde 2005 a raíz de procedimientos conjuntos que realizaron.

En tanto el juez de Instrucción posadeño Fernado Verón dijo que volverá a pedir la autorización de Oyarbide para la indagación de Ciro James en Misiones. El magistrado federal no contestó hasta el momento el pedido de Verón. El Juez posadeño dijo además que ya se les ha tomado declaración indagatoria a los cinco policías misioneros involucrados en el caso de las escuchas telefónicas y una explicativa no jurada a los secretarios que refrendaron las resoluciones judiciales.

Dijo también que "se había fijado para el día de hoy (jueves) a las 18:30, la audiencia para recibir la declaración indagatoria, para ello se había solicitado al doctor Oyarbide, la autorización para retirarlos de la unidad penitenciaria donde cumplen su prisión preventiva, ayer el doctor Oyarbide no ha contestado si autorizaba o no yse dejó sin efecto la audiencia que estaba prevista para la fecha".

Para Verón, el juez federal no dijo "que no autorizaba, sino que no contestó, no hubo un sí ni un no de parte de él, no sé cómo responderá mi pedido, pero la realización de la audiencia creo que ya la pasamos para la semana que viene y así tener más tiempo para organizarnos mejor".

El titular del Juzgado de Instrucción Nº 3 manifestó además que en cierto sentido hay una superposición de tareas porque los dos están llevando el mismo caso, con igual proceso táctico, "por ello que el juzgado entiende que corresponde la investigación acá, junto con ellos que le ha notificado al doctor Oyarbide, la declaración de jurisdicción y competencia".

Respecto a si se sigue comunicando con los jueces José Luis Rey y Horacio Gallardo, Verón admitió que "en principio sí, pero ahora respecto al tema ya no, el doctor Rey en un principio ordena la formación de este sumario criminal que está instruyendo, pero hoy tomo conocimiento de manera informal con los demás colegas, si se encuentran méritos suficientes para acusarlos".

Aclaró que "en principio estas escuchas no son ilegales porque las intervenciones telefónicas se dan en el marco de una causa penal en trámite, y la dirección de observaciones judiciales procede a la intervención de las líneas por una orden judicial, no son ilegales, podríamos hablar conforme al Código penal de una captación o intervención indebida de la comunicación".

En contrapartida subrayó que "no olvidemos que las escuchas se dan en el marco de la causa del homicidio del contador José María Píccoli, donde uno de los supuestos involucrados se encuentra prófugo, por informes de servicios de inteligencia tanto de la policía provincial como de la federal, el prófugo Figueredo se encontraba cometiendo ilícitos en zonas de Entre Ríos y Buenos Aires".

Verón explicó que "el tema de las escuchas telefónicas es un tema un tanto complejo, al no existir un protocolo para la intervención, corresponde al juez merituar la confiabilidad de la información brindada por la pesquisa, en este caso brindada por la policía de Misiones que actuando como auxiliar de justicia realiza las tareas investigativas".

El juez agregó que "en ese marco, en algunas oportunidades como ha ocurrido, informa la línea telefónica y el titular de la misma, en otras situaciones no pueden detectar al titular o al menos al usuario de la línea telefónica, normalmente ocurre con las telefonías móviles este tipo de problemas, porque se sabe que en cualquier agencia que vendan teléfonos celulares, también se venden chips que de repente pasan de mano en mano, acá en Encarnación se puede comprar y se habilita para la Argentina, todo eso hace que se torne difícil el trabajo de detectar al titular de la línea", aseveró.

Dentro de esta causa, citó un caso con fecha el 27 de septiembre solicitó informe de titularidades de las líneas y "ayer (miércoles) recibí contestación de Claro sobre un numero de abonado donde simplemente mencionaba un nombre, Carlos I., no me informaron su domicilio ni número de documento y es imposible determinar donde residía al momento de adquisición de la línea".

Manifestó a su vez que "cualquier ciudadano puede ser factible de una intervención telefónica, porque la autorización para las intervenciones telefónicas, se da en el marco de la Ley de la seguridad nacional, aunque conforme a la Constitución Nacional, la privacidad de las personas están resguardadas, por lo que la intromision a esa privacidad se realiza exclusivamente con una orden judicial".

Verón agregó que "normalmente las cuestiones de competencias de los jueces, no las determina ellos mismos, los códigos procesales tanto de la Nación como de la Provincia, determinan el nivel de competitividad del magistrado para tomar un caso determinado, ya sea territorial o material, la competencia penal, por principios constitucionales improrrogables, respetando siempre los principios del juez provincial y natural".

Comentá la nota