En Haití, la ONU reparte alimentos sólo a las mujeres

El organismo advirtió que los hombres provocan disturbios o roban la ayuda
PUERTO PRINCIPE.? Las Naciones Unidas (ONU) lanzaron ayer una nueva fase en el reparto de alimentos en Haití para asegurarse de que las provisiones lleguen con éxito a todos los afectados por el devastador terremoto que destruyó Puerto Príncipe.

Trabajadores del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) comenzaron ayer a repartir los cupones alimentarios en 16 puntos de distribución. Pero sólo tendrán acceso a esos cupones las mujeres, ya que ellas son, para la ONU, las "garantes de una justa distribución de alimentos a la familia" y aseguran que esa ayuda no será ni vendida ni intercambiada.

En el desorden que se generó luego del catastrófico terremoto del 12 de enero, los hombres muchas veces empujan para llegar al frente de las filas de entrega de alimentos y otras veces directamente roban las provisiones de otros. Así, los más necesitados suelen quedarse sin nada para comer, según informaron fuentes de la ONU.

Desde ayer, las mujeres, consideradas las "representantes del núcleo familiar", pudieron intercambiar los cupones del PMA por 25 kilogramos de arroz por familia en los puestos de distribución de Puerto Príncipe.

De esta manera, al confiarles el alimento a las mujeres, se puede alcanzar el mayor número de personas de modo justo, según advirtieron en la ONU.

Asimismo, se calcula que en los próximos 15 días deberían ser atendidas a través de estos centros dos millones de personas afectadas. Sin embargo, funcionarios de la ONU afirmaron que aún no lograron entregar ayuda alimentaria a todas las víctimas del sismo.

La seguridad es otro desafío para el organismo, ya que las mujeres solas pueden ser asaltadas con la carga por bandas o por personas hambrientas. Por eso, el PMA coordinó con los militares locales, con los estadounidenses y con las fuerzas de estabilización de la ONU para dar contención ante cualquier desborde. La nueva fase también tiene como objetivo aumentar la calidad de los productos. Con el arroz, la ONU busca volver a proveer de alimentos más cercanos a los hábitos haitianos que las raciones militares de comida que se distribuían hasta ahora.

Tráfico de niños

En tanto, un grupo de médicos en Haití lograron eludir la burocracia para salvar la vida de tres niños en estado crítico, que fueron víctimas del terremoto, y fueron trasladados ayer en un avión privado hasta el Hospital Infantil de Filadelfia, con sede en Boston.

Los enfermos son una niña de cinco años, víctima del tétanos; un niño de 14 meses que padece una grave neumonía, y un bebe con quemaduras de tercer grado.

El transporte de los niños estuvo en duda hasta el último momento, ya que el ejército estadounidense canceló los vuelos de evacuación médica el miércoles pasado, debido a una aparente disputa sobre el lugar al que deberían ser trasladados los pacientes gravemente heridos.

También ayer, diez estadounidenses fueron detenidos en Haití, luego de intentar abandonar el país con 33 menores haitianos sin los documentos pertinentes.

Los diez norteamericanos son miembros de un grupo cristiano de Idaho y fueron detenidos con cargos de tráfico de niños. La ministra de Cultura y Comunicaciones de Haití, Marie-Laurence Jocelyn Lassègue, informó que fueron arrestados mientras intentaban cruzar a República Dominicana el viernes a la noche. Patricia Vargas, directora del centro que acoge a los niños cerca de la capital, declaró que la mayoría tiene familias que sobrevivieron al devastador sismo.

Comentá la nota