Haití: defiende EE.UU. su ayuda

Hillary Clinton dijo estar "disgustada" por las críticas al papel de Washington
WASHINGTON.- Disgustada por las críticas que recibió Estados Unidos por su papel en Haití tras el devastador terremoto de hace dos semanas, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, defendió enérgicamente la ayuda brindada por Washington.

"Me siento profundamente disgustada con quienes agreden a la generosidad de nuestro pueblo y el liderazgo de nuestro presidente cuando tratamos de responder a la catastrófica situación sin precedente en Haití", declaró Clinton.

Sin entrar en detalles, también se defendió de "cierta prensa internacional que no entendió o deliberadamente malinterpretó" la decisión de enviar tropas junto con civiles.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y el mandatario venezolano, Hugo Chávez, fueron dos de los mandatarios que más criticaron la presencia de tropas norteamericanas en Haití. De hecho, repudiaron "la ocupación militar estadounidense" del país caribeño.

El desempeño estadounidense durante la tragedia también fue blanco de las críticas de Guido Bertolaso, enviado del gobierno italiano a Haití, quien reprochó la falta de coordinación en la ayuda internacional, donde Estados Unidos tiene "muchos militares" desplegados sin nadie con la suficiente capacidad de liderazgo, según comentó.

Ayer, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, buscó terminar con el entredicho y en un comunicado defendió el papel desempeñado por Washington y reconoció la necesidad de la intervención de Estados Unidos para facilitar las tareas de rescate y de ayuda humanitaria.

"La respuesta ha sido rápida, pero sin la intervención generosa y significativa de Estados Unidos habría sido todo bastante más difícil", puntualizó el texto.

Mientras la ONU reconocía ayer que la ayuda aún no había llegado a muchas de las víctimas y se producían incidentes en el reparto de los alimentos, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, visitó el devastado país junto con el premier canadiense, Stephen Harper, después de haber participado de la conferencia en Montreal sobre la reconstrucción de Haití.

Anoche, 14 días después del sismo, el ejército estadounidense sacó a un haitiano de entre los escombros en Puerto Príncipe, pero aún quedaba la duda acerca de si el sobreviviente estaba allí desde el 12 de enero o si había quedado atrapado durante una de las réplicas de los últimos días.

Comentá la nota