"El que haga internas en el Gobierno no va a estar"

Apenas de regreso de la sexta edición del Cruce de Los Andes, el mandatario analizó la política sanjuanina de cara al 2010 y les pidió prudencia a sus seguidores.
-¿Cómo viene el 2010?

-Viene un año que va a ser movidito. La consigna es trabajar, es ser prudentes y es tratar de no ponerse la urna en la frente porque si no es así no vamos a avanzar para ningún lado. Porque todo lo que haga el Gobierno va a ser malo o todo lo que hagan los otros va a ser malo. Y así no es.

El año electoral es el 2011. Van a haber internas, que no serán internas, serán primarias obligatorias para todos los partidos y todo el mundo va a tener que ir.

-Como periodista me parece muy sintomático que ya haya colegas de Buenos Aires que le preguntan a Gioja sobre el tema de la aspiración presidencial.

-Hay que ser muy prudentes. Yo dije, y en algunos lados a lo mejor no se interpretó bien, eso de que me animo a manejar un karting y el que lo hace tiene noción de lo que es un fórmula 1 y se anima a subirse a uno. Pero ahora si no se testea bien, no se aprende bien, te lo ponés de poncho y chau.

-Algunos hasta se han puesto de poncho el karting...

-Y por supuesto. Pero a mí me parece que ese es el camino, con mucha prudencia. Yo creo mucho en la reforma política que está vigente en la Argentina. Creo mucho en la primaria porque nos va a obligar a sentarnos en los partidos aunque sea para discutir las disidencias.

-Pero está pendiente el capítulo de la provincia.

-Lo vamos a hacer, estamos trabajando.

-¿Para cuándo?

-Lo estamos trabajando con mis asesores. Están De Sanctis, Tomas, Bustelo. Hay un equipo importante. Todavía no me junto con ellos, pero lo vamos a analizar, lo vamos a ver y vamos a llamar a cada uno de los partidos. Y si no quieren el 3 por ciento de base lo bajaremos al 2 por ciento.

-Lo que hace esto es también traer los plazos para adelante...

-Bueno, está bien, pero todavía falta un año para el 2011. Y lo distinto a lo nacional que yo estoy viendo es la no obligatoriedad para el ciudadano. Es decir que vaya a votar el que quiera. Como para decir hermano, participá. Y si no participás no vengás a chillar después. Porque pueden haber 5 elecciones. La primaria provincial, la provincial, la primaria nacional, la nacional y una segunda vuelta si la hay.

-Con esto de las internas los muchachos dentro de su partido también están en ebullición.

-Por supuesto.

-Incluso hay algunos que están armando.

-Y los que arman también se desarman. Lo que creo es que tenemos que ser muy prudentes. Les he dicho a quienes trabajan conmigo que el que haga internas en el Gobierno no va a estar. Que las hagan afuera, pero en el Gobierno no se hacen internas. Recién vamos a hablar de candidaturas el año que viene porque si no no vamos a poder gobernar. Hay que dejarse de joder, laburar, hay muchas cosas por hacer. Este año aparece como un poquito más fácil que el año pasado pero hay que gobernar y si metemos turbulencias innecesarias no sirven. Que tengan apetencias es legítimo.

-Y si lo dicen

-Yo sería prudente para no generar discusiones. En su momento vamos a decidir y creo que mayoritariamente el justicialismo de San Juan va a volver a hacer un frente y vamos a coincidir en un candidato.

-¿Y que pasa con el bloquismo?

-Yo no puedo hablar por ellos, pero nosotros les vamos a abrir la puerta. Creo que hemos sido generosos con ellos. Sé de algunas críticas que hay, las respeto, pero no puedo opinar de otro partido. Nosotros les vamos a abrir la puerta como lo hemos hecho siempre a todos los partidos con contenido popular que quieran integrar el Frente para la Victoria.

-¿Qué pasa si el bloquismo sale a competir para la próxima elección? ¿Lo toma como una deserción o que son ingratos?

-No, yo creo que no les va a ir bien. Lo creo yo, pero me puedo equivocar. Yo voy a hacer los esfuerzos para que la puerta esté siempre abierta y puedan entrar porque creo que hemos tenido una experiencia buena. Con sus legisladores, con el embajador y me parece que hemos podido integrarnos. Lo que pasa es que siempre hay personas que tienen otra visión, otra expectativa o cuestiones personales que ponen arriba de la mesa.

Comentá la nota