Por hacinamiento de presos, juez de Río Cuarto pide informes a Servicio Penitenciario Provincial

Por hacinamiento de presos, juez de Río Cuarto pide informes a Servicio Penitenciario Provincial
Es a partir del hábeas corpus colectivo que solicitó un fiscal, por la situación de superpoblación que sufren los 144 procesados de la UP Nº 6.

El juez de Control y Garantías de Río Cuarto, Daniel Muñoz, habría pedido informes ayer a las autoridades del Servicio Penitenciario de Córdoba por la situación de 144 presos sin condena (procesados) detenidos en los pabellones 1 y 2 de la Unidad Penitenciaria Nº 6 de Río Cuarto, por quienes el fiscal penal de Cuarto Turno de esa ciudad, Julio Rivero, pidió un hábeas corpus colectivo y correctivo.

La causa se remonta a una denuncia penal presentada hace dos meses por el legislador socialista Roberto Birri (Frente Cívico), quien denunció por supuesto abandono de persona al gobernador José Manuel de la Sota; a la ministra de Justicia, Graciela Chayep, y a las autoridades del Servicio Penitenciario de Córdoba, a partir de la situación de la población carcelaria del penal riocuartense.

Si bien Rivero rechazó la comisión de delito por parte de las autoridades, pidió al juez de Control que disponga de un recurso de habeas hábeas a favor de los 144 procesados que habitan los pabellones mencionados, que viven en “situación de sobrepoblación” en sus celdas, según dijo a LA MAÑANA. “La situación es seria, preocupante y atenta contra mandatos constitucionales, lo que exige una definitiva respuesta por parte de la administración provincial”, afirmó también a Telam.

Rivero dijo que, en una inspección realizada un mes atrás al penal de Río Cuarto, detectó que siete u ocho presos convivían en una celda de alrededor de 3 por 4 metros de superficie, donde deberían haber habitado no más de cuatro personas. “Aunque establecimos que no hay delito, porque los presos no están abandonados a su suerte, sí observamos situaciones de superpoblación en las celdas de los pabellones 1 y 2, por lo que instamos al juez de Control a que tome cartas en el asunto y disponga un hábeas hábeas colectivo”, dijo el fiscal a este diario.

En el día de ayer, y como paso previo a una decisión sobre el corpus corpus, trascendió que el juez Muñoz habría solicitado un informe sumario a las autoridades del Servicio Penitenciario provincial y a sus responsables de Río Cuarto. Luego, podría resolver a favor de la medida de amparo (y en ese caso, reclamar que se corrija la situación de hacinamiento) o desestimar el pedido del fiscal.

Por su parte, Birri expresó su “satisfacción” por la decisión del representante del Ministerio Público. El fiscal “dio por acreditada la falta o carencia de una estructura adecuada, además del estado de hacinamiento y de superpoblación que afecta a los internos”, dijo. “En celdas previstas para cuatro personas, hay ocho. Se advierte falta de higiene, de iluminación y de salubridad. Los presos conviven con cucarachas, con colchones destrozados», señaló.

La figura del hábeas corpus colectivo correctivo había sido utilizada por el Cels que conduce el periodista Horacio Verbitsky, para pedir condiciones dignas de los alojados en las cárceles bonaerenses, a lo que hizo lugar la Corte Suprema en 2005, en la causa caratulada “Verbitsky”. En Córdoba, no es la primera vez que un fiscal detecta condiciones inhumanas en las cárceles. El 10 de mayo, el fiscal Abel Córdoba, titular de la Unidad Fiscal contra la Violencia Institucional, detectó la presencia de cadenas y otros elementos de coacción en una inspección sorpresiva a la Unidad Penitenciaria Nº 1 de barrio San Martín de la ciudad de Córdoba.

Coment� la nota