Hacienda aclara sobre canje de bonos provinciales

El Ministerio de Hacienda y Finanzas confirmó que instruyó al Banco de Corrientes para que abra "un espacio específico de gestión y asesoramiento de los tenedores de bonos BODECOR (Bonos de Consolidación de Corrientes)", por acreencias con la Provincia desde el año 2000 hacia atrás. Se viabilizarán los trámites ante la Caja de Valores en Capital Federal y se asesorará respecto de los indicadores financieros y bursátiles para obtener, en el tiempo, un mayor beneficio.
Si bien la cotización de los BODECOR es regulada por el mismo mercado y el sistema bursátil, y ronda actualmente entre el 60 y el 65 por ciento de su valor. El Gobierno provincial resolvió brindar a los tenedores un servicio alternativo al que actualmente brinda la Bolsa de Comercio de Corrientes. "La Bolsa brinda eficientemente este servicio, pero consideramos que el Estado no puede estar ajeno a este tipo de prestaciones y debe involucrarse en favor de los tenedores", dijo el ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres.

La Gerencia Financiera del Banco de Corrientes gestionará, junto a los tenedores de BODECOR, los trámites que deben efectuarse ante la Caja de Valores en Capital Federal para la obtención de los bonos de consolidación. "La Provincia certifica el otorgamiento de los BODECOR; pero la obtención de bonos es un trámite privado para lo cual se debe abrir una cuenta bancaria especial, enviar documentación certificada, etcétera. En este plano el Estado actuará como facilitador y gestor de los tenedores", explicó. El Ministro de Hacienda aclaró de esta manera que el Banco de Corrientes no canjeará los BODECOR; si no que brindarán asesoramiento sobre las condiciones del mercado y la oportunidad de venta o no de los bonos a los tenedores.

Desde el año 2005, y a partir de la autorización establecida en el Decreto - Ley Nº106/2000, la Provincia entregó los denominados BODECOR a quienes voluntariamente se acogieron a este régimen de cancelación de deudas que el Estado mantenía con ellos, desde el 2000 hacia atrás. Hasta fines del año 2009 se entregaron bonos de consolidación por un monto superior a los 30 millones de pesos, en el marco de la autorización normativa que prevé una emisión de hasta 98 millones en el caso de que así se requiera a partir del acuerdo entre el Estado y sus acreedores. Las cuotas comenzaron a vencer mensualmente en 2006 y, desde aquel momento, se abonan mensualmente una cuota de amortización e intereses y terminarán de amortizarse en el año 2016.

Comentá la nota