Hacia fin de año, subirán pasajes de los micros de larga distancia

El nuevo cargo que se cobrará servirá para financiar la verificación y el control de pasajeros y encomiendas que vayan a realizar el viaje desde las terminales. Además, se deberán separar las dársenas de partidas y arribos de los ómnibus y crearse una zona de preembarque
Con la intención de financiar un nuevo sistema de control y seguridad de los viajantes y las encomiendas, los pasajes de micros de larga distancia tendrán una nueva tasa adicional, un "cargo por seguridad", cuyo valor será igual al costo de un litro de gasoil, lo que equivaldrá a un incremento en el valor de los boletos.

Esto sucede luego de que se publicara ayer en el Boletín Oficial la norma, aunque recién comenzará a regir hacia fin de año, y de que el sistema de control a implementarse fuera aprobado en una resolución conjunta por el Ministerio de Justicia y la Secretaría de Transporte.

Los controles hacen referencia a que serán las terminales y estaciones de micros de larga distancia las que deberán verificar y controlar a los pasajeros y las encomiendas que vayan a realizar el viaje desde sus instalaciones.

Además, las terminales deberán separar las dársenas de partidas y arribos de los ómnibus, por lo que será necesario que se hagan reestructuraciones edilicias o bien que se implemente un sistema de segmentación móvil. Asimismo, las terminales más importantes de la Argentina deberán tener una zona de preembarque, como ocurre en los aeropuertos, a la cual sólo podrán acceder los pasajeros y personal autorizado.

Finalmente, en el caso de las encomiendas, se prevé el cobro de una estampilla adicional y la implementación de un nuevo control que implica que cada una debe pasar por escáners y equipos de rayos X que detectarán si contienen elementos que puedan poner en peligro la vida de los pasajeros, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota