Hacia otro día de cortes y protestas en la ciudad.

La Multisectorial encabezará la manifestación contra los aumentos de tarifas dispuestos por el Gobierno, al mismo tiempo que sostiene el reclamo por aumentos de sueldos. La suma de reclamos ayer ocasionó trastornos en el tránsito en varios puntos del Centro.
A dos meses de las elecciones, Mendoza está lejos de ser la provincia apacible que alguna vez supo ser. De hecho, quienes todas las mañanas salen de sus casas a cumplir con sus obligaciones, hacer trámites y demás menesteres cotidianos, deben partir con tiempo o con una buena dosis de paciencia.

Es que el conflicto entre los estatales y el Gobierno por un aumento salarial repercute en distintos puntos de la ciudad con las previsibles demoras. Como ha venido sucediendo durante toda la semana, ayer distintos puntos céntricos se vieron convulsionados y hoy el panorama no será diferente.

Aunque la modalidad del corte total de calles ha sido dejada de lado por el momento, las asambleas en los espacios públicos o en los puntos de trabajo han logrado alterar la vida de más de uno. La Casa de Gobierno y Tribunales paralizados entre las 8 y las 10 por una asamblea de trabajadores y el corte de tránsito de Peltier durante escasos minutos ante el paso de los empleados de un edificio a otro, provocaron embotellamientos y molestias varias; en especial para quienes intentaban concretar sus trámites.

Previsores, los funcionarios del Ejecutivo se habían encargado de cortar el paso de los empleados en el cuerpo central. Por este motivo, y por la gran cantidad de público que posee, la Dirección de Rentas fue uno de los sitios más afectados por la asamblea.

Más cerca del kilómetro 0, los choferes de troles se reunieron en la plaza San Martín entre las 9 y las 12. Por la tarde, lo volvieron a hacer entre las 19 y las 22. Con los coches estacionados a lo largo de 9 de Julio, Gutiérrez y España, la circulación se hizo difícil en las horas pico por no mencionar el fastidio de los pasajeros que acostumbran a utilizar ese tipo de transporte público.

La situación de los conductores que dependen de la Empresa Provincial de Transporte ha comenzado a complicarse ya que el Ejecutivo les inició sumarios y corre el riesgo la unidad de los trabajadores, anclados en dos sindicatos diferentes (ver aparte).

Hoy, el panorama no será diferente ya que a las 10 está programada la marcha organizada en contra del aumento de tarifas. La cita será en San Martín y Garibaldi para después continuar hacia la Legislatura y terminar el recorrido frente a la Casa de Gobierno.

Así, la Multisectorial volverá a reclamar por el aumento de la tarifa de la luz y por el nulo incremento de los salarios de los empleados públicos. A esto se sumará que los troles continuarán realizando sus asambleas, por lo que de 9 a 12 y de 19 a 22 volverán a parar en las inmediaciones de la plaza San Martín.

"De todas maneras, los choferes que trabajan durante el turno tarde estarán presentes en la manifestación", explicó Jorge Chávez, delegado de ATE en la Empresa de Transporte.

La idea de las asambleas y recorridas por los ámbitos de trabajo es seguir presionando sobre el Gobierno, ya que los estatales no están conformes con los $ 240 de aumento propuestos. De este modo, se pretende dar tiempo a Celso Jaque para que -hasta el lunes- afine sus números y logre calmar los ánimos de los trabajadores.

"La semana que viene vamos a evaluar los pasos a seguir, después de que el Gobernador traiga la nueva propuesta", indicó Victor Dagfal, al frente del Sindicato de Trabajadores del Estado (Sitea).

Por su parte, el secretario general de los empleados judiciales, Carlos Ordóñez, señaló que los jueces tendrían que resignar el cobro del reciente aumento otorgado (de alrededor de $ 500) hasta que todos los trabajadores de la Justicia también obtengan un incremento en su salario. Este gremio todavía no recibe ninguna propuesta específica por parte del Ejecutivo.

Comentá la nota