¿Qué hacía en Ensenada?

El secretario general del Municipio platense intentó persuadir a un grupo de ambientalistas que cortaba el ingreso de los camiones a la Ceamse. Un concejal presentó un pedido de informes para que explique lo que ocurrió en el relleno sanitario de Punta Lara. Uno de los ecologistas dijo que la actitud fue “patoteril”
El corte que un grupo de ambientalistas realizó durante el último fin de semana frente a las puertas de la Coordinación Ecológica Area Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse) tuvo una consecuencia lógica y una derivación impensada. La primera se cae de madura: los camiones tuvieron que esperar varias horas para poder descargar los residuos; la segunda consiste en un pedido de informes contra el secretario general de la Municipalidad de La Plata, Mario Rodríguez.

La presentación fue realizada por el concejal de la Coalición Cívica Oscar Negrelli, que afirmó que dicho funcionario intentó persuadir a los ambientalistas para que levantaran el corte. Lo que le cuestionan son sus modales -supuestamente incorrectos- y el hecho de que haya concretado esa acción fuera de su partido. Si es necesario recordarlo, la Ceamse tiene su planta en la localidad ensenadense de Punta Lara.

Uno de los ecologistas que participó del corte en demanda del cierre de ese relleno fue el presidente de la Fundación Biosfera, Horacio Beláustegui, que definió la actitud del funcionario como “patoteril”.

“Fue una clara manifestación del patoterismo del Estado”, dijo, y reforzó: “Hizo desalojar a un grupo de personas que estaba en una jurisdicción que no le correspondía, salvo que (la municipalidad de) Ensenada se lo haya permitido”.

Entre molesto y dolido, Beláustegui señaló que estas actitudes deberían estar perimidas en nuestro país, “sobre todo en estos días en que se conmemora un nuevo aniversario de la recuperación de la democracia”.

Para Negrelli, la acción de Rodríguez constituye una violación a la autonomía municipal. En tanto, los ecologistas creen que en el municipio se había propagado una suerte de fobia: temían que la basura se acumulara en las calles y que eso despertara el mal olor y las quejas vecinales.

Sea como fuere, la basura le está trayendo serios dolores de cabeza a este jefe comunal que en sus meses de candidato despotricó contra la Ceamse, respaldó los pedidos de cierre y habló maravillas de las plantas de reciclaje.

Hace algunos meses su respaldo al relleno regional que el gobierno bonaerense intenta habilitar en algún punto del partido -cerca de Poblet, dicen- despertó el rechazo generalizado de ecologistas y vecinos, que están unidos para impedir que se concrete.

Hay más: en medio de esa guerra que incluyó el corte de una rotonda cerca de Olmos, los ambientalistas dejaron trascender que uno de los asesores de Bruera sería un ex funcionario de María Julia Alsogaray

-secretaria de Medio Ambiente durante el gobierno de Carlos Menem- al que estarían por premiar con un cargo ejecutivo.

El corte frente a las puertas de la Ceamse se inició durante la tarde del viernes y recién fue levantado durante el mediodía del sábado. Lo hicieron para conmemorar el segundo aniversario de la resolución del juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata Federico Arias, quien ordenó el cierre del predio a raíz de la contaminación que genera. Además de Beláustegui, participaron el titular de Nuevo Ambiente de Ensenada, Marcelo Martínez, y dirigentes de otras agrupaciones de nuestra región.

Comentá la nota