Hacia las ciudades digitales pensadas como política de Estado

El panel sobre "Ciudades Digitales y Gobiernos Locales Abiertos" fue el primero en comenzar en la V Cumbre de Alcaldes. Funcionarios y especialistas coincidieron que sin una política que acompañe el proceso, el e-goverment es difícil de llevar a cabo.

Los tiempos actuales que se viven en el mundo obligan a todos los sectores de la sociedad a estar atentos a los nuevos cambios en las tecnologías de la información y la comunicación. En sintonía, las diferentes ciudades se encuentran en la posición de elaborar diversos proyectos que vinculen a las TIC´s con la administración pública.

A pesar de lo que se puede creer en el saber popular, conceptos claves del área digital aún no pudieron desarrollarse con la excelencia debida en diferentes comunas del país y América latina. Este fue uno de los principales ejes que se trabajó ayer durante el panel sobre "Ciudades Digitales y Gobiernos Locales Abiertos" de la V Cumbre Hemisférica de Alcaldes.

El panel fue moderado por Paulo Ziulkowski, presidente de la Confederación Nacional de Municipios de Brasil; y contó con la exposición de Marcelo Bisogni, intendente de Concepción del Uruguay, Argentina; Irak López Dávila, coordinador general de Modernización Administrativa, Alcaldía de Distrito Federal, México; José Garibay, secretario general, Municipalidad de Rosario, Argentina; Javier Sáenz Coré, gerente del Programa Municipal de e-gobierno, OEA; Guillermo Tapia Nicola, secretario ejecutivo de Flacma; Ramón Peñagaricano, Cifal Bilbao, España y Ricardo González Oro, Federación Argentina de Municipios.

"Hay una difuminación de conceptos que no está clara en la actualidad. Están los términos informáticos, públicos, administrativos y políticos por diferentes vías. Es necesario ordernarlos", aseguró Ricardo González Oro de la FAM, quien aportó un punto de vista de especial interés en el panel. Según estudio realizado en más de 400 municipios y dado a conocer por González Oro, los sitios de las comunas deben dar vuelta la lógica que hoy existe. "Se debe discutir la administración y las políticas, no la tecnología, eso ya está entre nosotros", dijo el dirigente de la FAM.

Para González Oro lo importante es que los términos de e-goverment o ciudades digitales, no deben ser proyectos aislados de una comuna sino políticas de Estado que apunten a "planes concretos con objetivos a corto, mediano y largo plazo".

Las ciudades digitales apuntan a varios ejes puntuales que hacen a la gestión pública. Así lo señaló Javier Sáenz Coré, gerente del Programa Municipal de e-gobierno, OEA. Dijo que "la transparencia de la actividad diaria de una comuna como la transversalidad de las distintas áreas son dos tópicos a los que apunta el e-goverment".

Sáenz Coré habló sobre el programa MuNet (Municipios eficientes y transparentes" que desarrollan desde la OEA en diferentes comunas de América latina. Según él, en todos los municipios que se implementó este programa se trabajó en diferentes aspectos que hacen a la vida interna y externa de una comuna. Además, señaló Saénz Coré, que "en todos ellos se ha incrementando más del 380% el presupuesto en TIC´s por decisión propia".

Uno de los modelos más desarrollados de ciudades digitales es el que está en vigencia en Rosario. A su turno, José Garibay, el secretario general rosarino, apuntaló que el objetivo que persiguen es el de "una mayor conectividad en diferentes espacios de la ciudad. Ya sea a través de banda ancha cableada o por wi fi. Esto es posible gracias a una política actividad de promoción de la industria tecnológica que se lleva a cabo desde la comuna".

De esta forma los panelistas coincidieron en la implementación de políticas de Estado que contemplen a las ciudades digitales como un proyecto a realizar al corto plazo para que todos aquellos conceptos que están sin ordenar, puedan tener un destino cierto y real.

Comentá la nota