Hacia la casa propia con financiación estatal

La Casa Rosada trabaja en los próximos anuncios para apuntalar la economía en medio de la crisis. Habrá licitaciones a los bancos para que concedan préstamos hipotecarios, mayores facilidades para comprar autos y más apoyo al campo.
Con fondos de la Anses y la intervención del sistema financiero, el Gobierno lanzará una línea de créditos hipotecarios a 20 años, con una tasa en torno al 12 por ciento anual en pesos. El anuncio lo hará la Presidenta a su vuelta de España, y es una continuación de los planes de impulso al consumo que está implementando el Ejecutivo para intentar sostener el crecimiento económico. Los préstamos, que están diseñados para la compra de propiedades para la clase media y media baja, serán de hasta 200 mil pesos. En los próximos días también se anunciará la ampliación del régimen de financiación de vehículos cero kilómetro. Se eliminará la restricción actual que impide que los bancos puedan financiar automotores a consumidores que ya tuvieron un auto nuevo. Además, se agregarán a la lista de vehículos incluidos en el plan un modelo mediano por cada terminal automotriz. El otro sector que recibirá un mayor apoyo estatal será el campo. La Presidenta enviará al Congreso una nueva Ley de Emergencia Agropecuaria para ampliar los fondos destinados a los productores damnificados por la sequía y la Anses invertirá dinero en fideicomisos agropecuarios para prefinanciación de exportaciones.

La idea de Cristina Fernández es que los fondos del organismo previsional deben ser utilizados para financiar el consumo y así sostener el nivel de producción. De esa manera, piensa, se cuida el empleo. La construcción es una de las actividades que más puestos de trabajo genera. Entre el año 2003 y 2007 venía creciendo a ritmo sostenido; en diciembre pasado, a pesar de la gran cantidad de obra pública en ejecución, el sector cayó 1,4 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior. El dato, conocido hace dos semanas, decidió a la Presidenta a implementar un plan de financiación de viviendas a largo plazo y baja tasa de interés, para que las cuotas sean accesibles para la clase media. Desde la salida de la convertibilidad, más del 80 por ciento de los inmuebles se vende al contado. Los bancos ofrecen pocos créditos hipotecarios y cobran intereses exorbitantes. Con gastos incluidos, las tasas actuales del mercado fluctúan entre un 25 y un 30 por ciento anual. Así, las cuotas están fuera del alcance de la mayor parte de la población. Con el nuevo plan se estima que por un crédito de 200 mil pesos a 20 años, la cuota mensual rondará los 2000 pesos.

A pesar del plan de financiación de vehículos cero kilómetro que implementó el Gobierno a partir de principios de año, en enero cayeron un 11 por ciento los patentamientos, un 38 por ciento las ventas de las terminales a las concesionarias y un 41 por ciento la producción. La ministra de la Producción, Débora Giorgi, le propuso a la Presidenta mejorar el régimen de financiación en dos aspectos. Hasta ahora el plan permitía la compra de cero kilómetro a tasas de aproximadamente el 14 por ciento anual a un plazo de 48 o 60 cuotas a los consumidores que nunca tuvieron un auto nuevo. Giorgi quiere eliminar esa restricción. A la vez, busca que cada terminal agregue un modelo mediano a los autos incluidos hasta ahora.

Por otra parte, a pesar del anuncio de un nuevo lockout agropecuario por parte de la Federación Agraria Argentina, el Gobierno anunciará nuevas medidas de apoyo al sector. A diferencia de la reacción que tuvo el Ejecutivo el año pasado, cuando aseguró que no negociaría bajo presión, está vez funcionarios de la Secretaría de Agricultura están conversando con dirigentes de cámaras gremiales provinciales para ver en qué pueden apoyar al sector en el actual contexto de caída de precios y sequía. Según fuentes de la cartera de Agricultura, la actual Ley de Emergencia Agropecuaria limita el apoyo que puede brindar el Estado nacional a los productores. Por eso se enviará una nueva versión de esa norma al Congreso cuando comiencen las sesiones ordinarias el mes próximo. En las principales provincias productoras de granos los bancos han organizado fideicomisos para financiación de exportaciones. La Anses destinará nuevos fondos para apoyar la financiación de las ventas externas.

La estrategia de Cristina Fernández es seguir realizando anuncios de distintos planes para impulsar la economía. La idea es que al hacerlo dos o tres veces por mes se opera sobre las expectativas y la confianza de la sociedad. Lo que sigue es el detalle de los próximos anuncios.

Créditos hipotecarios

La Anses invertirá 1200 millones de pesos para la financiación de créditos hipotecarios de hasta 200 mil pesos destinados a la compra de viviendas. Tal como lo hizo con el sector automotor, llamará a licitación a los bancos para que ofrezcan bajo sobre cerrado qué spread cobrarán sobre la tasa testigo que decida el ente previsional. Se estima que la Anses pedirá por invertir el dinero de los jubilados en plazos fijos a largo plazo en los bancos aproximadamente un 9 por ciento anual. El Gobierno no quiere que la tasa final al comprador del inmueble supere el 12 por ciento. De esa manera, la cuota por un préstamo de 200 mil pesos rondaría los 2000 pesos mensuales.

Plan de financiación de automotores

Hasta ahora el régimen se llama Plan de Financiación del Primer Cero Kilómetro. Según datos de la cámara que agrupa a las concesionarias, hasta el momento se presentaron alrededor de 20 mil solicitudes de compra. Para ampliar el margen de oferta, se anunciará la incorporación de un modelo mediano por cada terminal. Además, se analizan dos posibilidades con respecto a la restricción de qué tipo de consumidor puede acceder al plan. La primera es eliminar directamente cualquier tipo de condicionamiento: que pueda acceder al préstamo tanto el que nunca tuvo un cero kilómetro como el que cambia el auto todos los años. La segunda posibilidad que se baraja es que accedan al plan de financiación sólo quienes hace más de diez años que no compran un cero kilómetro.

Ley de Emergencia Agropecuaria

En el Ejecutivo reconocen que la actual legislación, que rige desde el año 1983, no es efectiva para apoyar a los pequeños productores en casos de desastres climáticos como la sequía que ya lleva casi un año. El diputado Alberto Cantero redactó una nueva ley que prevé la creación de un sistema nacional para la prevención y mitigación de emergencias agropecuarias, con un presupuesto de 150 millones de pesos anuales y la posibilidad de requerir fondos adicionales al Tesoro nacional en casos de situaciones muy graves (ver aparte).

Prefinanciación de exportaciones agropecuarias

Según afirman cámaras de productores del interior del país, muchos chacareros están teniendo problemas para financiar sus exportaciones, debido a la restricción de créditos que sufrieron de varios bancos privados. Las principales provincias productoras cuentan con fideicomisos destinados a este fin, pero, en algunos casos, los fondos están resultando insuficientes. Por eso, la Anses invertirá 200 millones de pesos en esos instrumentos financieros.

Comentá la nota