Hacía 5 años que el dique no tenía una suba significativa

"Seguiremos poniendo en la red la misma cantidad de agua, porque este aumento de las reservas no nos permite incrementar en nada el suministro", anticipó Jorge Olaizola, gerente regional de ABSA.
Las lluvias registradas el pasado fin de semana en la zona serrana, que promediaron los 120 milímetros, permitieron la recuperación más importante del embalse del complejo hídrico de Paso de las Piedras en los últimos cinco años, con una suba de 59 centímetros en menos de 24 horas.

La cota del lago se ubicó ayer en 154,45 metros sobre el nivel del mar, marca que supera la baja histórica de 154,42 registrada por el reservorio en 2000.

De esta manera, la situación del dique se retrotrajo al 10 de octubre pasado, con un aporte de líquido que extiende, al menos por dos meses, los plazos que viene considerando la empresa Aguas Bonaerenses SA (ABSA) para llegar al alerta roja, establecido para la cota en 150 metros.

"Esto es un poco de aire fresco pero hay que seguir trabajando, avanzado con las obras previstas e insistiendo sobre el uso racional del agua", señaló a este diario el ingeniero Jorge Olaizola, gerente regional de la empresa.

ABSA entrega actualmente a la red 9.000 metros cúbicos por hora, caudal que atiende la demanda habitual para los meses de invierno, pero que se ubica en un 25 por ciento por debajo del consumo promedio de los meses de verano.

"Seguiremos poniendo en la red la misma cantidad de agua, porque este aumento de las reservas no nos permite incrementar en nada el suministro", anticipó Olaizola.

El funcionario insistió, además, en adelantar la posible turbidez que puede tener el líquido provisto a la población como consecuencia de las precipitaciones registradas, ya que las mismas aportaron agua con sedimentos que no son posibles de tratar en la planta Patagonia.

Olaizola aseguró, sin embargo, que el líquido es bacteriológicamente apto y que la calidad se estabilizará en las próximas horas.

Enfoque

Autoridad del Agua: no subestimar al usuario

Si bien mantiene un bajo perfil y se ha expuesto poco en esta crisis hídrica, la Autoridad del Agua (ADA), un ente autárquico de derecho público, es el organismo que tiene bajo su control el embalse de Paso de las Piedras. Su página oficial en internet, www.ada.gba.gov.ar, publica cada día la cota del embalse, modalidad incorporada luego de recibir fuertes críticas sobre el ocultamiento de esa información.

Sin embargo, resolvió "ocultar" la buena noticia del aumento del nivel del lago para evitar que los consumidores asuman que la crisis hídrica es cosa del pasado y que es hora de retomar el derroche.

Es claro, a esta altura de la historia, que no es el mejor camino subestimar a la gente y mucho menos ocultar información. En ese sentido, aparece como mucho más respetuosa la posición de ABSA de anticipar que esa suba no permitirá aumentar el caudal entregado a la red. Dicen que las verdades más evidentes son aquellas que se pretenden ocultar. La crisis hídrica merece que todos los actores estén a la altura de las circunstancias, en lo que les compete a solidaridad, responsabilidad y respeto.

Mario Minervino/"La Nueva Provincia"

Un grupo de vecinos presentará un recurso de amparo

Un grupo de vecinos preocupados por la crisis del agua presentará un recurso de amparo ante la Justicia, solicitando que la empresa Aguas Bonaerenses privilegie el consumo de la población antes que el industrial e informe adecuadamente sobre las obras planificadas para enfrenar la actual emergencia.

La presentación fue anticipada a este diario por la abogada Fernanda Petersen, quien asesora y participa del mencionado movimiento vecinal.

"Se trata de un amparo colectivo, una modalidad prevista en la Constitución después de la reforma de 1994", explicó la profesional.

La presentación llevará la firma de algunos integrantes de este movimiento, originado las últimas semanas de noviembre a través del "Facebook", una herramienta de comunicación de internet, que derivó en una marcha frente al municipio y la participación en la audiencia pública que tuvo lugar, el último viernes, en el Concejo Deliberante.

En la mañana de ayer, los referentes del grupo solicitaron, mediante nota presentada por mesa de entradas, una audiencia con el intendente municipal Cristian Breitenstein, a fin de manifestarle su preocupación por lo que consideran una inacción de ABSA.

"La audiencia pública no nos pareció satisfactoria, porque los funcionarios de ABSA repitieron lo mismo que vienen manifestando hace meses. No dan ninguna solución concreta ni mencionan plazos de obra, por lo que no hay nada que demuestre que nos podamos quedar tranquilos", explicó Darío Genchi, integrante de la agrupación.

La idea de reunirnos con el jefe comunal es --según manifestó Genchi-- ofrecerle nuestro apoyo y pedirle que tome cartas en el asunto. "No estamos en su contra, pero queremos que asegure la provisión de agua a Bahía Blanca", amplió.

Un amparo colectivo

La presentación judicial se realizaría esta semana, solicitando se asegure la provisión de agua, priorizando el consumo humano al industrial y se informen algunas cuestiones del reglamento que concesionó el servicio a ABSA, en 2002.

"Creemos que ABSA no ha tomado las medidas adecuadas y, por eso, hoy no está garantizado un servicio sustentable y de calidad", indicó Petersen.

Se solicitará, además, que ABSA informe las obras que lleva adelante para paliar la crisis y justifique por qué ha tomado determinadas resoluciones, a pesar de que algunos estudios técnicos sugieren alternativas en principio más eficientes.

Comentá la nota