Hacer trámites en Capital puede demorar hasta 3 meses

Por falta de personal a causa de las vacaciones, los Centros de Gestión y Participación (CGP) porteños están colapsados y tuvieron que reprogramar todos los turnos para realizar trámites. Ahora, un simple cambio de domicilio puede demorar hasta tres meses.
A raíz de la imposibilidad de cumplir con la demanda de trámites, el centro de Atención Ciudadana del gobierno porteño tuvo que anular cientos de turnos asignados durante enero para realizar gestiones de DNI y Registro Civil y los postergó hasta marzo.

La suspensión fue notificada a los interesados por medio de e-mails en los que se indicó que "por reorganización" se aplazan los turnos que se habían dado a un mes vista y por lo tanto había que sacar uno nuevo por teléfono (al 147) o por Internet (www.buenosaires.gov.ar).

Lo cierto es que en los distintos CGP se admite que la medida se tomó por falta de personal y porque se dieron demasiados turnos y no dan abasto.

Pocos empleados

En tanto, un vocero del Ministerio de Seguridad y Justicia (a cargo del Registro Civil) confirmó al portal de noticias Infobae.com que "la reprogramación obedece a cuestiones operativas y lo hacemos todos los años en verano al dar vacaciones a empleados, pero ocurre que 2010 es atípico y tenemos mucha gente en la Capital".

Según pudo saberse los nuevos turnos no se dan para antes del 1º de marzo, sólo en algunos CGP (ya que en la mayoría no están dando turnos hasta nuevo aviso) y únicamente de 11 a 13 horas.

La realidad dentro de los CGP en estos momentos es que los pocos empleados que se encuentran atendiendo al público debe realizar tareas múltiples como llenar los formularios, entregar los nuevos DNI y cobrar las tarifas por los trámites.

La colas en la entrada, las demoras y el malestar de algunos vecinos que se acercan a los CGP es perceptible.

Por otra parte, a pesar de estar informatizados y modernizados los sistemas de turnos muestran deficiencias que originan demoras. Por ejemplo, el sistema de código de seguridad de la web de los turnos paraliza la gestión con mucha frecuencia y durante las horas pico.

Las multas se cobran rápido

Estas dificultades sin embargo no aparecen cuando se trata del sistema de gestión de infracciones donde, por ejemplo, el trámite para hacer el descargo ante un controlador de multas de tránsito se realiza en cinco días.

Dentro de un mismo CGP el personal destinado al Registro Civil tiene una capacidad más limitada de atención en relación a las infracciones, un área que funciona con bastante fluidez y en la que por una violación de luz roja se cobra un mínimo de 300 pesos.

El legislador de la CC Fernando Sánchez dijo a Infobae.com que el jefe de gobierno porteño "respeta más la estructura en el cobro que la atención vecinal. Los incentiva más cobrar cosas, como impuestos o multas, que encontrar soluciones a la ciudadanía".

Comentá la nota