Qué hacer con 273 mil millones de pesos

Dicha cifra es la que sumarían los recursos del ejercicio próximo. Se espera un repunte de ingresos por impuestos, reflejo de una recuperación moderada de la economía. Aumento en los gastos previsionales e infraestructura.
El ministro de Economía, Amado Boudou, asistirá hoy a la Cámara de Diputados para realizar la presentación formal del Presupuesto 2010. Según los adelantos que realizó ayer el propio funcionario, para el año próximo se espera una cotización promedio del dólar de 3,95 pesos, un crecimiento del PBI del 2,5 por ciento y un superávit primario equivalente al 2,7 por ciento del PBI. Página/12 tuvo acceso al proyecto de ley que hoy presentará Boudou y allí se especifica que los recursos totales del Estado serán de 273.129 millones de pesos, que la recaudación por IVA se incrementará un 11,7 por ciento en relación con 2009, "lo que daría cuenta de una incipiente recuperación de la economía". Los Derechos de Exportación –retenciones al agro y los hidrocarburos– están presupuestados en 43.116 millones de pesos. El Presupuesto 2010 especifica que el Estado avanzará en la renegociación de la deuda de los tenedores de bonos que quedaron afuera del canje en 2005. También establece en varios artículos mecanismos financieros para el salvataje fiscal de las provincias y una serie de atribuciones al jefe de Gabinete para redistribuir partidas con el objetivo de financiar al Tesoro Nacional (ver aparte).

Para el año próximo, el Gobierno estima una recaudación de impuestos nacionales de 353.724 millones de pesos, un aumento del 16,2 por ciento en relación con la estimada para el ejercicio 2009, mientras que los gastos de capital aumentarán un 13,6 por ciento. El incremento del gasto estará dado por un aumento de las transferencias de capital (9,3 por ciento del total de los gastos) y de la inversión real directa (4,1 por ciento del total).

Para el Ministerio de Economía, este año el crecimiento del PBI será del orden del 0,5 por ciento. La fuerte caída –si se lo compara con el crecimiento cercano al 8 por ciento de los últimos años– comenzará a revertirse para el próximo ejercicio, según las estimaciones del Gobierno. Las previsiones para 2010 muestran una recuperación de la actividad del 2,5 por ciento. "Estos valores surgen de una mejora en la economía hacia fines de 2009 que seguirá el año próximo", puede leerse en el texto del Presupuesto 2010.

Tal como adelantó Boudou, el rubro donde habrá un mayor gasto será para las jubilaciones y pensiones. Para el ministro, este ítem representará el 40 por ciento del presupuesto. Los gastos en infraestructura económica y social –transporte, energía, vivienda, agua potable, educación y ciencia y tecnología– serán de 27.239 millones de pesos, un incremento del 8,7 por ciento en relación con el previsto en el ejercicio 2009. El rubro energía tendrá el mayor aumento, cercano al 28 por ciento (6071 millones de pesos). Sin embargo, el ítem transporte se llevará la mayor cantidad de recursos: 9692 millones de pesos.

En cuanto a la inversión pública proyectada por el Ejecutivo –que sería de 45.000 millones de pesos–, casi la mitad se realizará con recursos del Estado nacional y se destinará a proyectos en ejecución que corresponden a áreas de transporte vial, de sistemas de agua y saneamiento, de ciencia y tecnología.

Otro eje importante del Presupuesto 2010 es el referido al endeudamiento público. Desde su primer día de gestión, Boudou remarcó su intención de volver al mercado de capitales. Según el texto del Presupuesto, "se prevé seguir avanzando en el proceso de regulación de los pagos de deuda pendientes de reestructuración". Según el artículo 50 del proyecto de ley, el ministro de Economía deberá informar semestralmente los avances de las negociaciones con los tenedores de deuda.

Los intereses en moneda extranjera que se proyecta pagar en 2010 ascienden a 15.687 millones de pesos, una cifra superior en un 10 por ciento a la del año pasado. El total de la deuda pública –que incluye también lo adeudado intra sector público– será de 26.676 millones de pesos. "En el 2010 vamos a tener crecimiento, superávit fiscal, comercial y al mismo tiempo vamos a desendeudarnos", afirmó ayer Boudou.

El Presupuesto 2010 incluye la estimación de la recaudación por el impuesto al Cheque, impuesto a las Ganancias y Bienes Personales. Todos estos impuestos vencen a fin de año, pero se prorrogarán por un año más, como viene ocurriendo en los últimos ejercicios. Esta será una negociación dura en el Congreso, ya que varios legisladores y gobernadores están pujando para que haya una mayor coparticipación de esos tributos.

La recaudación del impuesto al Cheque alcanzará los 23.546 millones de pesos, un alza del 12,7 por ciento en relación con lo estimado en 2009. Actualmente, este tributo se coparticipa en un 70 por ciento para la Nación y 30 para las provincias, de los cuales un 15 por ciento es redestinado a la Anses. Algunos senadores con una amplia llegada a la quinta de Olivos están pidiendo invertir la ecuación: 70 para las provincias y 30 para la Nación.

Por impuesto a las Ganancias, el Estado prevé recaudar el año próximo 59.000 millones de pesos y por Bienes Personales ingresarían al fisco 4220 millones de pesos, un incremento del 11,2 por ciento.

En el texto que presentará hoy Boudou también se incluyen resultados parciales del Ejercicio 2009. Durante los primeros siete meses de este año, la recaudación creció un 13,9 por ciento en relación con 2008. La recaudación por IVA registró en el mismo período un alza del 24,7 por ciento. En esa primera parte de este año, la ejecución del Presupuesto 2009 fue del 44 por ciento.

Comentá la nota