Qué hacer en el Congreso.

Por Juan Carlos Vega.

El voto ha lastimado severamente el modelo K. No lo ha quebrado ni agotado. Un modelo se define como un esquema de acumulación y de distribución de riquezas y de poder político. El modelo K concentró riquezas y concentró pobrezas.

El voto ha lastimado severamente el modelo K. No lo ha quebrado ni agotado. Un modelo se define como un esquema de acumulación y de distribución de riquezas y de poder político. El modelo K concentró riquezas y concentró pobrezas. Basta ver el coeficiente de Gini de Naciones Unidas para advertir el retroceso redistributivo del ingreso. En cuanto al poder político, lo ejerció con prepotencia y soberbia. Esas características es lo que el voto popular ha rechazado.

Es obligación del bloque de la Coalición Cívica hablarle a la sociedad con propuestas afirmativas. Estas son alternativas al modelo K de poder:

*Derogación de la ley de superpoderes que concentra capacidad en el Poder Ejecutivo para redistribuir partidas presupuestarias anulando la atribución constitucional del Congreso de la Nación en materia presupuestaria.

*Apertura del debate parlamentario sobre la punibilidad de los delitos del poder. Se trata de llevar a la legalidad penal argentina los estándares internacionales en materia de lucha contra la corrupción. Terminar con la impunidad de los delitos del poder es a mi juicio el huevo de la serpiente de la decadencia. Allí radica casi todo. Hay que decir que la impunidad de la corrupción es inseguridad jurídica y tiene un alto impacto en la dinámica económica del país.

*Redistribución federal de parte de los impuestos no coparticipables. No podemos seguir engañando a la sociedad con el discurso vacío de una promesa de reforma de la Ley de Coparticipación Federal. Esa reforma hoy es técnicamente imposible. Pero las provincias argentinas deben ser respetadas y devolverles sus riquezas naturales y productivas. De allí que debería debatirse una ley de redistribución federal del 50% de los derechos de exportación con destino exclusivo a obras de infraestructura vial, energética, hídrica o escolares. Todo, previo garantizar financieramente el ingreso ciudadano a la niñez como piedra angular de los principios que comprometen a los diputados de la Coalición Cívica.

Comentá la nota