Ya hacen cola para pedir explicaciones

En el transcurso de la semana pasada TiempoSur Digital pudo saber, a raíz de los propios vecinos de la localidad de Puerto San Julián que se pusieron en contacto con la redacción del medio, que desde hacía más de cinco días el servicio de agua potable en su localidad estaba interrumpido porque se había roto el acueducto.
Más tarde el propio gerente del Distrito, Luis Díaz, confirmó la situación y señaló que había 4 ó 5 roturas en el conducto, por lo que el personal trabajaba para solucionar el grave inconveniente.

También fue entrevistado al respecto el jefe de Gabinete, Pablo González, a quien se consultó si podría tratarse de algún problema en la construcción de la obra, calidad de los materiales, mal emplazamiento, por lo que respondió “En ese caso la empresa contratista que todavía está en período de garantía va a tener que responder. Aconsejé a la gerencia que la garantía la haga valer, porque cuando nosotros nos atrasamos en un pago o no cumplimos en algo que hemos prometido las empresas nos reclaman, entonces al revés tiene que ser lo mismo.”

Pedido de informe

En estas últimas horas quien se ha hecho eco de este tema es el diputado Jorge Cruz (UCR), quien solicitará mediante proyecto de resolución, que la empresa Servicios Públicos S.E. brinde información completa y precisa a la comunidad de Puerto San Julián, respecto de las causas por las que el acueducto que provee de agua corriente a dicha localidad, dejara de prestar servicios por espacio de más de 10 días, entre fines de enero y principios de febrero del año en curso.

El legislador radical fundó su iniciativa en que ‘esta obra, que fue anunciada por primera vez en el año 1997, y que recién fue iniciada en marzo de 2004, pudo llevarse a cabo gracias al financiamiento del gobierno nacional por su elevado costo, que en principio fue de 58 millones de pesos, ampliados más tarde en 2006 en $ 4.700.000 por mayores costos acusados por las empresas encargadas de la obra ESUCO S.A., GOTTI S.A. y JCR S.A.

“Esta importante y costosa obra vendría a poner fin a la crónica privación de agua corriente que venía sufriendo desde hacía muchos años la comunidad de Puerto San Julián, cuyos habitantes tenían suministro de agua a intervalos de 24 horas, para lo cual se había dividido el ejido municipal en dos sectores que recibían agua de la red en forma alternada día por medio. Sin embargo, el grave incidente de las averías en el acueducto hace caer un manto de duda sobre el rigor técnico con que la misma fue ejecutada y sobre su vida útil, por los varios desperfectos ocurridos en dicha obra’”, señaló entre otras cosas Cruz.

Comentá la nota